El unico modo

para atreverse a cambiar el mundo

Archivos en la Categoría: Politica Internacional

COMO SE ABATEN LOS REGÍMENES

Los acontecimientos actuales de la “periferia del Imperio”, que en estos momentos tienen sus puntos culminantes en Ucrania y Venezuela y una tregua momentánea  en Siria, se pueden explicar -parcialmente en nuestra opinión- por las manipulaciones que la “cresta del Poder” mundial practica. He encontrado en este esclarecedor artículo que reblogueo, un lúcido análisis de las publicaciones de Gene Sharp, hasta hace algunos años oscuro agente de inteligencia, y de sus implicancias en las “insurrecciones revolucionarias” que se están llevando a cabo. Su autor, G. Chiesa, es uno de los pocos “relictos vivos” de la, hoy por hoy, extinta izquierda europea.

COMO SE ABATEN LOS REGÍMENES

De Giulietto Chiesa – 18 de febrero 2012 – Megachip

Famosa fotografia de plaza “Tien An Men” en 1989

Raramente escribo reseñas. Generalmente, cuando no estoy obligado a hacerlo por razones de conveniencia, o para satisfacer las pretensiones de autores muy insistentes, escribo sobre libros que me gustan, o que quiero proponer a otros lectores porque creo que sean útiles, o porque ofrecen puntos de vista originales.
En este caso el libro en cuestión no me ha gustado para nada. Más bien me ha parecido irritante. Su autor es sustancialmente un pobre, intelectualmente hablando se entiende, que sale fuera como un pollito empapado de ideología – entendida como falsa conciencia – de la lavadora del pensamiento único. Un exegeta, pues, del Matrix en que ha vivido, completamente incapaz de ver sus límites. Una especie de protagonista del “Truman show”, pero privado de cualquier posibilidad de redención.
¿Entonces por qué escribo sobre ello? Porque – como habría dicho Leonardo Sciascia – el contexto que representa es extraordinariamente interesante, rico de informaciones sobre como se piensa, qué es lo que se piensa, como se actúa en los centros de la subversión, esos lugares donde se elaboran las verdaderas estrategias y tácticas revolucionarias de los tiempos modernos. Tiempos en los que, para ser exactos, las revoluciones las hace el Poder, no los revolucionarios de un tiempo, no los míticos anarquistas, no los pueblos, no los partidos, no los soviet, o como quiera que se hayan llamado en pasado, hasta el siglo XX incluso.
Y a este punto es oportuno hacer una serie de consideraciones que no son marginales. Quizás sea útil para aquellos lectores que todavía piensan, precisamente, según las categorías de los tiempos que fueron; de aquéllos que, no estando al día, no habiendo hecho ningún esfuerzo para entender cuáles son los cambios que han intervenido en las relaciones de fuerza, en las dinámicas económicas y sociales, en los sistemas de información y comunicación, en las tecnologías de la manipulación, siguen aplicando las teorías revolucionarias de la época de las luchas de clase tal como fue descrita, y creada, a partir de la revolución francesa.
Pero estas consideraciones marginales, que son la razón verdadera por la que escribo estos renglones, podrían servir quizás también para los que no son revolucionarios, y no tienen intención de serlo, sino que simplemente nunca han probado a medirse intelectualmente con el problema del Poder. Y, estando totalmente impreparados para hacerlo, no son capaces de entender como el Poder actúa para mantenerse a si mismo. Con que ferocidad, un Poder – que es más feroz cuanto más grande sea su poder – usa los instrumentos de los que dispone. El Poder no es nunca “amateur”. Es una profesión. Y siempre actúa por la vida o por la muerte.
Los intelectuales a menudo son propensos a razonar proyectando sobre los demás su visión del mundo. Cuando lo hacen con personas que no tienen poder siempre crean problemas, pero a veces estos problemas son de segunda importancia, porque las personas normales no tienen poder. Pero cuando esta proyección se ejerce con respecto al Poder, puede volverse desastrosa, sea para quién la hace (es decir para los intelectuales mismos), sea para quién cree en ellos, es decir para los lectores de sus libros, de sus escritos, de sus artículos, de sus conferencias.
Si por lo tanto tú trataras de describir una lucha política del Poder contra sus antagonistas como si fuera una partida de cartas, probablemente acabarás mal (sobre todo si estás de la parte de los opositores del Poder), el cual no juega a las cartas, si se siente en peligro: líquida, descalifica, excluye, si es necesario mata. Este detalle escapa a la mayor parte de los intelectuales y a casi todos los periodistas. A quienes no se les escapa entre estos últimos  por lo general se ponen de parte del Poder y así dejan de jugar a las cartas también ellos. Los otros, los que son más estúpidos, siguen jugando a las cartas, lo cual a menudo resulta útil para impedir a todos los demás que entiendan lo que hace el Poder. Esto explica perfectamente porque el libro de Gen Sharp ha sido escrito: para ellos.
Obvio que con esas categorías interpretativas autoreferentes, no sólo no se puede ganar nada, sino que tampoco es posible entender quien ataca y quién se defiende, dónde es el campo de batalla, quiénes son los contendientes. Cuando se discute con estos huérfanos de la razón política no es difícil darse cuenta, por ejemplo, de que este vacío casi absoluto de análisis, a menudo les lleva a creer que están en la ofensiva de inexistentes contiendas, mientras que en cambio están sufriendo derrotas clamorosas en los campos reales dónde la batalla está en curso, pero dónde ellos no están. Precisamente porque están en otro lado. Lo que ven estos modernísimos Don Quijotes son los molinos de viento. La diferencia entre ellos y su prototipo consiste en un solo , enorme detalle. El Quijote de la Mancha soñaba por su cuenta. Estos han sido hipnotizados por el Poder que les lleva de la mano a donde quiere.
El libro es, en sustancia, la descripción de como el imperio, moribundo, se vuelve subversivo para defenderse. Es un manual de la “revolución regresiva”: la única revolución existente, que marcará las últimas décadas que preceden al crash final de este sistema, el cual, no teniendo ya futuro, se ve obligado a pensar hacia atrás. Y lo hace utilizando el último instrumento que tiene a disposición: las tecnologías. Por este motivo consigue aparecer moderno a los ojos de millones de jóvenes, que – inmersos como están en la Gran Piscina de los Sueños y de las Mentiras – no son capaces de mirar “afuera” y ver la complejidad de la manipulación a la que están sometidos.
El autor se llama Gen Sharp y no es un muchachito, visto que nació en el 1928. Como haya vivido hasta hoy en día es un misterio. Basta consultar en Wikipedia su modesta carrera de subversivo.
Emerge como tal al final de una larga vida en la sombra, publicando un libro cuyo título original – “From Dictatorship to Democracy” – hace recordar a Francis Fukuyama, aquel del “fin de la historia”. El editor italiano es Chiarelettere, por otros aspectos benemérito, pero en este caso completamente deslumbrado por la ideología imperial.
Los confines de Matrix, como sabemos, son vastos y pegajosos. En la última portada el editor italiano nos informa que Sharp “es considerado entre los principales inspiradores de las revoluciones que están trastornando el mundo árabe”. Definición restrictiva. En realidad Gen Sharp (digamos su escuela de pensamiento, aunque llamarla de este modo haga sentir algún escalofrío por la espalda), es el inspirador de todas las exportaciones de la democracia americano-occidental de los últimos treinta años. Lo mismo de aquellas desencadenadas y vencidas, como de las intentadas y perdidas. Conviene recordarlo bien, porque a pesar de que el Poder sea el único revolucionario que existe, no está dicho que las revoluciones que intenta las gane todas. A veces las pierde. En todo caso Sharp es el profeta, precisamente, de las “revoluciones regresivas”. Por eso merece toda la atención de nuestra parte, de nosotros que somos sus víctimas, sus blancos.
Él, dice de sí mismo: “Estaba en Tien an men cuándo los tanques vinieron hacia nosotros” (La República, 17 de febrero 2011). ¿Entendisteis dónde estaba? Quizás era él aquel jovencito que paró la fila de tanques bajo el Hotel Pekín. Por lo que parece estuvo por todas partes. El estaba dondequiera que surgieran las revoluciones, como los champiñones, especialmente después de la caída de la unión Soviética. Indudablemente Gen Sharp era también aquel rudo picador que demolía a martillazos el famoso Muro de Berlín. Ha sido su paleta la que ha provisto los colores de las varias revoluciones de los últimos veinte años, desde Belgrado a Tirana, a Prístina a Kiev, a Tbilisi. Cuándo Gen Sharp no estaba presente de persona, parece entender que “inspiraba” de lejos.
El libro resulta traducido en casi treinta idiomas, seguramente en árabe, en ruso y en chino. Y se comprende el por qué, leyéndolo. Porque las centrales subversivas miran ya a Moscú y San Petersburgo, a Pekín y a Shanghai. Se comprende también que contenga alguna contradicción, como ocurre en todos los bestsellers. La tesis central del libro es que cada dictadura puede ser derrotada, “basta que la rebelión nazca del interior”. O bien: que parezca que nace del interior.
Hace pensar enseguida en Libia. Y, en nuestros días, en Siria, o incluso Rusia.
En efecto Gen Sharp explica enseguida que, para nacer del interior, si no llega por si sola, la rebelión tiene que “ser inspirada” por alguien. Así es: el libro de Sharp es un manual para formar a los “inspiradores”. Para ello – pero Sharp no lo dice – es suficiente tener mucho dinero, decenas y cientos de millones. En efecto, estas rebeliones ocurren por lo general – así ha sido hasta ahora – en los lugares dónde las rentas son bajas, más bajas, y dónde el dinero es el arma principal para “inspirar”. Sin este “diferencial” de riqueza, no hay inspiración que valga. Y la primera sugerencia que dar a los ingenuos que no conocen el Poder es justo la de preguntarse: ¿cómo es que los   “inspirados” que Gen Sharp busca están todos en los países que sufren de ese diferencial?
¿No será que, los que son “inspirados”, son los intelectuales de los países más pobres? Con las rentas de esos diferenciales se pueden financiar centenares y millares de becas, de masters  para profesores universitarios, que irán a las universidades británicas, americanas, francesas, alemanas, en los think-tanks occidentales, dónde serán educados en plena libertad a amar sólo los valores occidentales, y dónde verán abrirse autopistas para sus carreras futuras. En la patria después de la victoria, en el extranjero en caso de derrota. Y así se delinea la providencial ayuda del exterior. A este propósito, está en acción desde hace décadas, hay una poderosa red de instituciones específicamente destinadas, construidas, financiadas para ello.  Desde “Periodistas sin fronteras”, sólo por citar algún ejemplo, a los varios Carnegie Endowment for International Peace, a los Avaaz que recogen firmas sin cesar  y que a veces parecen de verdad centrales misioneras, moralizadoras, libertarias, ecológicas, verdes, en todo caso muy coloradas. Existen para ese mismo propósito radios como Free Europe, Radio Liberty, Deutsche Welle y más. Hay televisiones satelitales, un sin fin de sitos web, que son engordados de pequeños ejércitos de “inspiradores” del exterior, que transmiten incesantemente, proveen, animan, describen las luchas por los derechos humanos, por la democracia; qué fijan los plazos de las revoluciones, de las “primaveras”, de los anhelos a la libertad de empresa, al mercado.
Si, por ejemplo – como ha ocurrido recientemente – el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tiene que votar una resolución de condena al gobierno sirio que se encontrará con el veto de Rusia y China, he aquí que la “inspiración” llegará puntual a mover todos los medios de comunicación occidentales para que anuncien matanzas en varias ciudades sirias. Faltarán fuentes atendibles y confirmaciones, pero para ésto bastará  publicar los datos provistos por Avaaz, recogidos no se sabe cómo, o bien los de Al Jazeera y de Al Arabiya, cuya credibilidad ya es igual a la de la CNN, es decir igual a cero. No insistiría sobre todos estos aburridos detalles si no hubiera asistido de persona a las modalidades con las que han sido financiadas y organizadas las revoluciones coloradas en Yugoslavia, en Ucrania, en Georgia, en Checoslovaquia y aún antes con el maravilloso prototipo de Solidarnosc en Polonia, que tuvo como “inspirador” principal, bajo el perfil ideológico y financiero, nada menos que el Vaticano del beatificado, por este motivo, Karol Wojtyla.
Operaciones que, en el centro de Europa, siguen aún hoy alrededor de la “última dictadura”, la de Aleksandr Lukašenko en Bielorrusia, circundada por las radios y las televisiones que, pagadas por la Unión Europea, transmiten desde los territorios apenas conquistados del Prebaltico y de Polonia.
Naturalmente – será oportuno recordarlo para prevenir las lamentaciones de los que me acusarán de apoyar a los dictadores más o menos sanguinarios – en muchos de estos casos las represiones han existido y existen. Naturalmente la corrupción y la evidente ausencia de la democracia de algunos de aquellos regímenes existen y han existido. Naturalmente existen y han existido formas de resistencia de los derechos humanos que merecen toda nuestra solidaridad. Existen, combaten en condiciones desiguales contra un Poder que es más fuerte que ellos. Y es justamente sobre ellos que se entrena la “inspiración” de la que escribe Gen Sharp y que puede contar sobre la potencia inmensa del dinero, cuya cantidad es imposible de calcular; pero también sobre la ingenuidad de los destinatarios. Los cuales, obligados como están a la defensiva, son extraordinariamente vulnerables a las formas más sutiles, más inocentes, más “justificables”, de corrupción. Precisamente manejando esta trampa actúan los “inspiradores” como Gen Sharp y los financiadores se han acomodado sobre sus hombros.
Entonces lo primero que hay que hacer, para comprender lo que ha sucedido y que sucede en todos los países que se encuentran por debajo del diferencial de riqueza, es observar la evolución que tiene lugar justo en los movimientos de rebelión: es decir como son antes del tratamiento al que son sometidos por los “inspiradores”, y después. Este análisis revelaría curiosas semejanzas entre la transformación que sufrieron, por ejemplo, movimientos como “Otpor”, en Belgrado y en la ex Yugoslavia y la famosa y ya difunta “Revolución Naranja” en Ucrania. Se empieza con algún viejo ciclostil, y se llega a lo mejor a un contrato de enseñanza en Harvard. Resistir es difícil, por no decir imposible. Al principio son “inspiraciones”, que luego se convierten en órdenes, a las que es imposible resistir. Y cuánto más alto es el diferencial, más fácil es encontrar decenas, luego centenares, luego millares de sinceros, sincerísimos “inspirados.”
Hic Rhodus, hic salta*. Es aquí que hace falta tener el valor y la fuerza de distinguir los derechos sacrosantos que son violados, de los aprovechadores políticos externos (o también internos), que los utilizan para fines de conquista. Hay un criterio bastante simple para distinguir. Basta con conocer quien financia. Si, por ejemplo, hay buenas razones para pensar que sea la Arabia Saudí la que compra armas y alista ejércitos, entonces se puede estar seguros de que, apoyando una determinada revuelta, no se trabaja al servicio de la democracia y de los derechos, sino que se sustenta la barbarie y la opresión.
Te mostrarán el contrario, naturalmente. Es su profesión. Trabajan para ello, bien pagados, 24 horas al día, todos los días. Ejemplos ilustres de esta circunstancia son el UCK del Kosovo y la revolución siria. En el primer caso fue un ejército entero a ser organizado, financiado, instruido, apoyado por ríos de dinero procedente de Riyad, de Washington, de Berlín, de la Otan. Y no es casualidad si el gobierno de Prístina que ha emergido de todo ésto es una madriguera de criminales, cuyas manos ensangrentadas ahora son apretadas con fervor en Bruselas, con pleno ludibrio de todo derecho humano y de todo principio europeo de libertad y de respeto de los derechos humanos.
El otro ejemplo lo tenemos ante nuestros ojos en Siria, dónde la evidencia enseña un enredo complejo pero transparente de ayudas externas, a los rebeldes procedentes de Israel, de Turquía, de Arabia Saudí, de Estados Unidos de América. No se trata de unidades individuales, son centenares, y luego millares de sueldos, de prebendas, de consejeros, de expertos. Y luego, cuando no bastaran los consejos y se tuviera que recurrir a la fuerza, es el turno de los ejércitos mercenarios. Y, cuando éstos van al poder y vencen, sigue una larga estela de sangre, de violencias, de venganzas, de ilegalidad y de abusos.  Y, por consiguiente, se puede estar seguros que, en caso de caída del régimen de Bashar el-Assad, lo que vendrá después no será ciertamente el triunfo de la libertad y de los derechos humanos. Basta observar el caso, de nuevo, de Libia apenas liberada del “sanguinario” dictador Gheddafi y en poder de bandas criminales que ya lo eran antes de que empezara el conflicto y qué ahora son los dueños.
En pocas palabras, es suficiente aplicar la antigua regla del cui prodest (a quién beneficia?). Qué no es un criterio cierto al 100%, pero que funciona, en política, casi siempre. Obviamente usando normas de cautela elementales como la de prestar siempre atención que los organizadores de las provocaciones las construyen siempre utilizando justamente al revés el principio del cui prodest. Así, cuando os ocurra que os encontreis frente a un atentado terrorista cualquiera, bastará que analicéis bien – para desactivarlo – el cui prodest que se os ofrece en bandeja de plata. Por ejemplo cuando alguien asesinó a Vittorio Arrigoni y vosotros escuchasteis a todos los medios de comunicación, al unísono, la reivindicación de un no bien identificado “grupo salafita”, dotado de sitio internet y musiquilla revolucionaria árabe, debéis de pensar inmediatamente que los inspiradores fueron – hago un ejemplo al azar – los servicios secretos israelíes.
La edición italiana de Gen Sharp pone en carácteres más pequeños el título inglés y ofrece un nuevo título: “Como abatir un régimen”, y como subtitulo ofrece un compendio ideológico de cien toneladas de peso: “Manual de liberación no violenta”. ¿Como no aplaudir? Aquí, sumergidos en la melaza libertaria, se pueden entrever varios contenidos complementarios. El primero está clarísimo: nosotros somos la democracia, la libertad y la verdad. O sea que tenemos el derecho, o hasta incluso el deber, de insuflarla sobre los demás. Mejor dentro de los demás. Quienquiera que se oponga al triunfo de nuestros ideales es parte del “Mal”.
Los dictadores son todos feos y malos, y son todos los demás: los que contrastan al Bien. Quien no los combate con suficiente convicción es un aliado del Mal.
Por que existen dictadores, de dónde vengan, como se hayan formado, si tengan algunas legitimidades, si hayan sido un producto de la historia, quién los ha llevado al poder, si hayan sido nuestros amigos y aliados, si sean jefes de estado o gobierno reconocidos por las Naciones Unidas, si tengan por lo tanto derechos reconocidos por la comunidad internacional, si tengan razones que reivindicar, de carácter histórico o de emergencia, todas estas son cuestiones que no merecen ni siquiera ser tomadas en consideración. Son de hecho “opresores de pueblos”. Dichos pueblos, ipso facto, son reconducidos dentro de nuestro sistema de valores. Es decir que tienen nuestros deseos, nuestros impulsos, nuestras necesidades, nuestras aspiraciones. La historia, las distintas historias de los pueblos, como por encanto, quedan canceladas. Y para dar el siguiente paso inmediatamente, hace falta imaginar en su cabeza cual tendrá que ser la forma de gobierno que ellos tienen que tener.
El segundo contenido implícito es éste: ellos, los dictadores, son violentos; nosotros, los demócratas, tenemos que ser no violentos. Con tal que, naturalmente, el dictador no logre mantener sujeto a su pueblo. En el caso que lo logre, ya que nosotros hemos decidido que puede hacerlo sólo gracias a la violencia, entonces estaremos autorizados a ejercer a nuestra vez la violencia. O, mejor dicho, seremos autorizados a “inspirar” el uso de la violencia de parte de los oprimidos contra el “dictador” que, mientras tanto ya habremos definido “sanguinario”, autor de “matanzas indiscriminadas”. Y, sacando ventaja del diferencial a nuestro favor, incluso del mediático, habremos logrado hacer que predomine  nuestra narración de los acontecimientos en todo el mundo externo.
Es decir, si habrá violencia, será debida por completo a la “sacrosanta” reacción popular contra la “represión” del dictador. Se entiende que esta “sacrosanta” reacción popular será armada y organizada a través del diferencial de armas, municiones, organización, información, tecnología. Pero serán en todo caso los pacíficos manifestantes por la libertad los que las usarán contra el sanguinario dictador y sus secuaces. Y los muertos serán todos, indistintamente pacíficos ciudadanos, la población civil inocente. Implica, inútil recordarlo, que efectivamente la población civil muera en gran cantidad. Lo esencial es que las noticias y las filmaciones asignen exclusivamente la responsabilidad de las matanzas al dictador sanguinario y a sus secuaces. Qué a lo mejor son efectivamente secuaces y sanguinarios, pero que tendrán la mala suerte de ser considerados los únicos criminales que actúan sobre el terreno.
Será útil no olvidar que, mientras nosotros – que estamos en la parte alta del diferencial, y que leemos las crónicas desde nuestro observatorio- aplaudiremos a la revolución pacífica de los pueblos oprimidos por los feroces dictadores que nosotros tenemos bajo mira, otros dictadores, justo allí al lado, junto a sus secuaces sanguinarios, serán dejados en plena tranquilidad a que sigan oprimiendo a sus respectivos pueblos, con el placer, mientras lo hacen, de contar con nuestro más cordial apoyo y sostén. Este detalle – lo recuerdo de paso – siempre lo olvidan los intelectuales amantes de los derechos humanos que están alrededor nuestro y al lado nuestro. Y, si se lo haces recordar, se irritan acusándote de cambiar de tema. En efecto salir de la narración del “mainstream” (corriente principal y, por extensión, pensamiento dominante) significa, para ellos “cambiar de tema”. Y, pensándolo bien, para quien conoce sólo lo que cuenta el mainstream, salir de ello aunque sea por un instante significa cambiar de tema.
Pero procedamos más allá. A este punto el país abstracto que estamos considerando ya se encuentra en plena guerra civil. El movimiento de protesta ya ha recibido las necesarias instrucciones del manual de uso para golpear los “talones de Aquiles” de aquel determinado régimen. Porque Gen Sharp sabe perfectamente que cada régimen tiene sus talones de Aquiles que, si se localizan y se golpean bien, podrán hacerlo derrumbarse de repente.  Por alguna parte, posiblemente en un país limítrofe, ya se encuentra una vanguardia bien organizada, bien conectada con el interior, bien integrada con el sistema informativo occidental, capaz de usar de la mejor manera los social networks (todo bajo el control y la guía de los centros de análisis occidentales). ¿No habrá sido una casualidad si a comienzos del 2011, poco después del inicio de la llamada “primavera árabe”, Obama y Hillary Clinton convocaron justo a los chief executive officers de los principales social network, de Google, Facebook, Yahoo and companies?  Por la verdad esta última es una evolución tecnológica que Gen Sharp no incluye en su manual. El libro ha sido escrito antes de que se pudiera utilizar a gran escala y, bajo este punto de vista, aparece fechado.
Pero el manual de Sharp tiene un valor indudable, el de ayudarnos a entender bien los mecanismos tradicionales, los que han sido usados en las últimas décadas y que – podemos estar seguros – no saldrán de moda. Ahora en Siria, superada la fase de la mecha de la guerra civil, ya no es ni siquiera necesario fingir que, los que combaten, sean sólo los pacíficos manifestantes armados opositores del régimen de Bashar el-Assad. Ahora se dice abiertamente que centenares de agentes americanos, bajo la guía de David Petraeus, actual director de la CIA, están ocupados en reclutar en Irak a milicianos de las tribus limítrofes para que vayan a combatir en Siria. Lo mismo ocurre por la frontera turca, dónde actúan los contingentes militares procedentes de Bengasi, de Libia, a las órdenes de los líderes fundamentalistas islámicos que, con la ayuda de la OTAN, han hecho caer al régimen libio. Y, por la frontera libanesa, actúan las bandas del diputado de Beirut Jamal Jarrah, reclutador de mercenarios por cuenta de Arabia Saudí, hombre que hace de cremallera entre el principie Bandar, por un lado, y por el otro – a través del nieto Ali Jarah – los servicios secretos israelíes.
Como decir: por un lado camiones de dólares, por el otro los mejores consejeros militares y los más desarrollados sistemas de inteligencia de todo el Mediano Oriente. Añadamos las bandas de comandos que ya desde hace meses actúan dentro de las fronteras sirias, con el objetivo específico de matar a Bashar y a sus más estrechos colaboradores, de colocar bombas, de hacer saltar los oleoductos.
Todo el asunto sería evidente si los públicos occidentales lo supieran. Pero no lo saben, porque la crónica está escrita al contrario. Y los “derechos humanos” de la población siria han sido envueltos en el mismo sudario en el que queda amordazada toda verdad. Pero los intelectuales occidentales, junto a los periodistas, y junto a una cierta dosis homeopática de pacifistas, creen que saben. No son capaces ni siquiera de imaginar la existencia del sudario. Dictan sentencias con el aire de hacernos saber que a ellos “no se la juegan”. Creen ser más inteligentes – habiendo leído alguna novela policíaca, o hasta habiéndola escrito – que los profesionales que trabajan a tiempo completo de parte de un Poder que no está jugando a las cartas.
Así, se me ha ocurrido, usando otro juego, de probar un movimiento del caballo. Es decir de ir a ver, en retrospectiva, lo que ocurrió, hace unos veinte años, en Lituania. También allá arriba, muy lejos del Medio Oriente, hubo un principio de guerra civil, cuando la unión Soviética estaba por caer. Los lituanos querían la independencia y tenían derecho de pedirla. Había un genuino movimiento popular que luchaba por ello. Fue suficiente un principio. Luego todo terminó con la derrota del imperio del Mal. Hubo unos veinte muertos en Vilnius, cuando las tropas rusas y la KGB ocuparon la torre de la televisión. La acusación cayó sobre Gorbachov, sobre los rusos, los malos de turno, que fueron acusados de haber disparado a sangre fría sobre la muchedumbre.
Ese episodio se convirtió en el momento fundante de la República independiente de Lituania, que ahora es uno de los 27 países de la Unión Europea. Pero ahora sabemos que toda aquella historia fue escrita por otras manos, muy diferentes de las del “pueblo lituano”.
Lo cuenta ahora Audrius Butkevicius, que luego se convirtió en ministro de defensa de la república, y que, aquel 15 de enero de 1991, organizó el tiroteo.
Fue una operación de servicios secretos, predispuesta, a sangre fría, con el objetivo de levantar la población contra los ocupantes.
Pido al lector que soporte la larga citación de la entrevista que fue publicada en mayo-junio del 2000 por la revista “Obzor” y que ha sido reeditada recientemente en el periódico lituano “Pensioner”. No será un esfuerzo inútil, porque está coronado por un precioso descubrimiento, que nos ayudará a entender muchas cosas del libro del que estamos hablando.
“No puedo justificar mi obrar frente a los familiares de las víctimas – dice Buzkiavicius, que entonces tenía 31 años – pero puedo hacerlo ante la historia. Porque aquellos muertos infligieron un doble golpe violento contra dos cruciales bastiones del poder soviético, el ejército y la KGB. Fue así que los desacreditamos. Lo digo claramente: sí, fui yo el que planeó todo lo que ocurrió. Había trabajado bastante tiempo en el Instituto Einstein, junto al profesor Gen Sharp, que entonces se ocupaba de lo que se definía defensa civil. En otras palabras se ocupó de guerra psicológica. Sí, yo proyecté la forma de poner en dificultad al ejército ruso, en una situación tan incómoda como para obligar a cada oficial ruso de avergonzase de si mismo. Fue guerra psicológica. En aquel conflicto nosotros no habríamos podido vencer con el uso de la fuerza. Esto lo teníamos muy claro. Por esto yo hice de modo de trasladar la batalla sobre otro plano, el del enfrentamiento psicológico. Y vencí”.
Dispararon desde los techos cercanos, con fusiles de caza, sobre la muchedumbre inerme. Como han hecho en Libia, como han hecho en Egipto, como están haciendo en Siria.
Ahora habéis entendido. Gen Sharp estaba allí, en espíritu. Fue él el que enseñó a Buzkiavicius como vencer, “trasladando la lucha sobre el plano psicológico”. Lástima que, en la calle, murieron 22 personas inocentes. ¿Pero, “frente a la historia”, que pretenderán nuestros defensores de los derechos humanos?
Es decir que el libro de Sharp hay que leerlo bajo con otra interpretación. Y, bajo esta luz, es una obra genial. Ha sido escrito justo para las jóvenes generaciones, que carecen totalmente de toda memoria histórica, que ya están homologadas por las televisiones, entrampadas en los social network, que no han hecho nunca política, que están en ayunas de cualquier forma de organización. Por este motivo está escrito con desconcertante sencillez, para ser comprendido por un chico o una chica de la escuela media: para introducirlos en la lucha política y psicológica que los tiempos modernos han hecho posible, pero de modo tal que sean instrumentos incapaces de entender lo que hacen y para quien trabajan. Es un manual para organizar la “revolución” desde el interior, de todos los países “otros” con respecto de América y Europa; para armar, con la “no violencia” las quintas columnas que tienen que hacer caer a todos los regímenes que son externos al “consenso washingtoniano.”
Esta operación tiene sólo un “talón de Aquiles”. Que se podría ver, como si fuera fosforescente, apenas se rasgue la cortina principal: el axioma indiscutible que “nosotros somos la democracia”. Porque entenderíamos todos que la rebelión “no violenta” que Sharp sugiere, puede ser dirigida contra nuestros opresores “democráticos”, que han transformado la democracia en una ceremonia manipulatoria y sin sentido. Nosotros también podríamos actuar todas las sugerencias de Sharp: escarnecer a los funcionarios del régimen, hacer manifestaciones, boicotear ciertos consumos, ejercer la no colaboración generalizada, actuar la desobediencia civil.
En realidad, si lo pensamos bien, gracias doctor Sharp, ya lo estamos haciendo. Sólo que no tenemos los mercenarios pagados con el dinero de EEUU. Y podemos citar también nosotros, como hace Sharp, al diputado irlandés Charles Stewart Parnell (1846-1891): “Uníos, fortaleced a los débiles entre vosotros, organízaos en grupos. Y venceréis.”
Sólo que esta democracia nuestra es mucho más solapada que las dictaduras. Y tenemos que saber que, cuando empecemos a abatirla, para construir una verdadera, a lo mejor volviendo a nuestra Constitución, no tendremos ningún ayuda del exterior.
http://www.megachip.info/tematiche/democrazia-nella-comunicazione/7755-como-él-derribar-el-regimi.html
* Hic Rhodus, hic salta: Latín. Aquí está Rodas, salta aquí!

 

El ciberespacio es el nuevo campo preliminar de batalla. En él se realiza el enfrentamiento ideológico que antecede al choque concreto y físico que lo sucede. Al respecto es muy esclarecedor el siguiente link:

http://www.rtve.es/noticias/20140221/protestas-venezuela-internet-vivo-tv-diferido/884244.shtml

Anuncios

LA ESTACION FINAL PARA LA LOCOMOTORA CAPITALISTA

hal

Ojo de HAL 9000

Hay signos cada vez mas numerosos de que probablemente estemos ante el fin de la sociedad capitalista industrial tal como la conocemos. Esta se basa en el crecimiento indefinido de los bienes materiales (lo que resume la conocida sigla PBI -producto bruto interno).

Propio en estos días se multiplican los indicadores de alarma: Brusco freno del crecimiento en China y corrida a los cajeros automáticos; desocupación cada vez mas elevada en Italia, Francia, España, Grecia, Irlanda y Portugal;   devaluación en Turquía y Argentina; la deuda pública en E.E.U.U. sigue creciendo fuera del control del parlamento que deberá alzar ulteriormente el “techo”; Ucrania esta convirtiéndose en la Siria de Europa; en Egipto no se detienen las protestas contra la dictadura militar, etc, etcétera.

Probablemente el sistema ha comenzado ha desmontarse tal como la gran computadora “Hal 9000” que dirigía la nave interestelar del film “2001 Odisea del espacio“. Sacudones y violencia serán seguramente presentes antes de su total apagón. Ello se traducirá en caìdas abruptas de las bolsas, insuficiencia energética crónica con aumentos drásticos e imprevisibles del precio del petróleo y de los otros combustibles; desastres ambientales y climáticos frecuentes; y, finalmente, el estallido de guerras civiles e internacionales. Todo se concluirá con la corrección – o aun la extinción- de la anomalía antropocéntrica que colocó a los seres humanos como antagonistas de la vida, del planeta y, en definitiva, de si mismos.

La mayoría de los hombres, continuará a dormir –como siempre- y se dará mutuamente la culpa de lo que sucede sin tratar de entender nada; o, peor, dando la culpa al que trate de despertarlos.

La minoría potente y vanidosa pondrá en marcha los mecanismos mas perversos y horripilantes para tratar de perpetuar su dominio.

Pero todo se concluirá con el triunfo del equilibrio y de la vida que se reprenderán su revancha y su sitio como lo hacen desde millones de años sobre este planeta.

Creemos que la siguiente publicación del prof. Bonaiuti puede ayudarnos en la comprensión del momento y del inmediato futuro cargado de presagios.

 

EL FINAL DEL CRECIMIENTO HA LLEGADO

(O también: TECNOCRACIA ESTADIO SUPERIOR DEL CAPITALISMO)

 por Mauro Bonaiuti  http://il-main-stream.blogspot.it/2014/01/un-intervento-di-mauro-bonaiuti.html

El hecho

El 14 de noviembre del año pasado, frente a una audiencia de expertos del Fondo Monetario Internacional que se reunió para su 14 ª reunión anual. Larry Summers, uno de los economistas estadounidenses más astutos e influyentes y  ex Secretario del Tesoro , diò un discurso en muchos sentidos excepcional en que , por primera vez en un contexto oficial , se habla explícitamente de ” estancamiento secular “ o como algunos lo han llamado “Gran Recesión “. Cinco años después de la Gran Crisis del 2008 – dice Summers – a pesar de que el pánico se ha disuelto y los mercados financieros han comenzado a moverse , no hay evidencia de una recuperación del crecimiento en Occidente. the end
El discurso de Summers fue recogido por varias publicaciones financieras (Financial Times , Forbs , y en Italia por Micromega y la República ), así como también por el premio Nobel de economía Paul Krugman , quién, desde hacía algún tiempo presentaba una tesis muy similar desde su blog en el New York Times.(1)
A pesar que el discurso de Summers y la confirmación de Krugman, obviamente, han provocado muchas reacciones , sus afirmaciones no han recibido desmentidas sustanciales , sobre todo de parte de los responsables de las instituciones económicas norteamericanas y occidentales.  Todo entonces parece indicar que la noticia es oficial : la edad del crecimiento estarla realmente terminada y hablar de ello ya no es una herejía.
Como ex hereje , por lo tanto , siento la urgencia de intervenir en un tema que ya he mencionado en mi último libro:  La Gran Transición aunque partiendo de premisas muy diferentes de las de Summers y Krugman.
El análisis del problema

Aclaremos, para empezar, como Summers y Krugman llegan a sus conclusiones. Hay que señalar en primer lugar que , a pesar de algunas referencias a la menor velocidad en la innovación y en el crecimiento de la población , las razones profundas  del declinar de las economías occidentales avanzadas permanecen en segundo plano. El punto de partida de Summers es pragmático . Dado que los flujos financieros representan ahora las interconexiones esenciales para el funcionamiento del sistema económico , el colapso de las finanzas en 2007 ha llevado a una parálisis sustancial del sistema .
Es un poco como si , argumenta Summers, en un sistema urbano repentinamente desapareciera el 80% de la corriente eléctrica. Todas las actividades quedarían paralizadas . Sin embargo, cuando volviera la corriente eléctrica se podría esperar una recuperación de la actividad económica a niveles superiores a los anteriores a la crisis. Sin embargo esta recuperación no se produjo. ¿Cómo se explica esta decepcionante repartida? Según Summers y Krugman , las transformaciones estructurales del sistema han llevado a la tasa natural de interés , es decir, la tasa  que mantiene en equilibrio los mercados financieros y asegura condiciones cercanas al pleno empleo , a ser permanentemente negativa.
Por increíble que pueda parecer, los dos grandes economistas nos dicen que ,para  convencer a las empresas a invertir lo suficiente como para garantizar el pleno empleo , no sólo debemos ofrecerles dinero a costo cero, sino también asegurarles  de que puedan obtener menos útil con respecto a los intereses de los financiamientos proporcionados.
Larry Summers

Larry Summers

En otras palabras, Summers y Krugman nos están diciendo que las condiciones estructurales de la economía son tales que la mayor parte de las empresas esperan que el valor de lo que se produce y se vende sea menor que el costo de producción ( después de la deducción de un pequeño beneficio) . Naturalmente, esto puede parecer un problema en primer lugar de las empresas , excepto que ahora vivimos en una ” sociedad de mercado ” y por lo tanto los ingresos en sus diversas formas , y con ellos las condiciones de nuestra vida material en casi todas sus formas, dependen casi por completo de la posibilidad que la máquina económica siga funcionando.
La tentación tecnocrática

A este punto, aún quién no entienda de economía  puede adivinar que algo potencialmente muy peligroso se puede entrever en la representación del próximo  futuro. La posibilidad de hacer inversiones rentables en realidad es el resorte fundamental del capitalismo . Por eso, decir para convencer a los empresarios a invertir que se les proporcionarán tasas de intereses negativas – y que esto no es un inconveniente lamentable y temporal-, sino ” un inhibidor sistémico de la «actividad económica» significa reconocer implícitamente que el capitalismo ha entrado ahora en una sala geriátrica y que necesitará para continuar a funcionar dosis cada vez mas masivas de droga financiaria.

bubble

Sobre este último punto Krugman es explícito : “Ahora sabemos que la expansión de 2003-2007 fue apoyada por una burbuja especulativa . Lo mismo puede decirse del crecimiento a finales de los años 90 (en relación a la burbuja de la nueva economía ) . De la misma manera también el crecimiento de los últimos años de la administración Reagan fue liderado por una gran burbuja en el mercado privado de la vivienda ” . La conclusión es clara : “no bubble no growth“, es decir , que sin especulación financiera no hay mas crecimiento. El mismo Summers advierte que las medidas adoptadas para regular los mercados financieros podrían ser contraproducentes , rindiendo aún más altos los costos financieros de la empresas.
Por supuesto, Krugman y Summers tienen cuidado de no sacar conclusiones pesimistas sobre la salud a largo plazo del capitalismo. Evitan cuidadosamente ampliar el análisis de las causas del malestar económico e incluir todos los costos sociales y ambientales que no están cubiertos en el cálculo de los indicadores económicos tradicionales .
Krugman

Krugman

Sin embargo, incluso limitando el análisis, el escenario que se presenta es extremamente preocupante y lleno de presagios graves. Este cuadro se clarifica aun mas analizando las propuestas de acción por parte de los dos economistas, que indican la forma en que sería factible reactivar la economía en las nuevas condiciones de una tasa negativa estable de interés .
La primera propuesta suena como una revisión en salsa tecnocràtica de la tradicional receta de recurso al gasto keynesiano. Según Krugman , se podría decidir , por ejemplo, de obligar las empresas a dotar a todos sus empleados de adminiculas como Google Glass ( un tipo de gafas multimediales ) u otras herramientas que les permitan estar conectados permanentemente a Internet. Esta decisión política serla positiva ya que obligaría a las empresas a invertir … Obviamente serían preferibles inversiones productivas , pero en el escenario actual no se puede ser demasiado exigente e incluso los gastos improductivos son mejor que nada.
Pero esto obviamente no es suficiente. Frente a una tasa  permanente negativa de interés se debe ir más allá. Para Krugman  no habría otra manera que reconstruir todo el sistema monetario, eliminando el papel moneda y el pago de tasas de interés positivas sobre los depósitos. ” Significarían nada menos que quitar la capacidad de los ciudadanos de comprar y vender a través del uso del papel moneda (que , por definición, no cuesta nada ) y hacer las operaciones forzosas por tarjeta de crédito, apoyándose necesariamente en las cuentas corrientes en las que sería técnicamente posible hacer pagar un impuesto obligatorio de unos pocos puntos porcentuales al año. De esta manera se obligaría a la gente a gastar más dinero (la riqueza se depreciaría  en realidad permaneciendo inmovilizada en una cuenta donde se pagaría  un interés en lugar de recibirlo ) , lo que permitiría atraer , con las ganancias , las empresas  que se resisten a realizar nuevas inversiones . Otra solución propuesta seria impulsar una tasa de aumento de la inflación que daría lugar a los mismos resultados reduciendo progresivamente el poder adquisitivo de los ciudadanos en una forma subrepticia y más sutil. 
Si estas son las ideas que vienen a la ” conciencia de un liberal ” ( para usar el título de la columna de Krugman ) para hacer frente a la incapacidad crónica del capitalismo actual para crecer , no es difícil imaginar lo que, desde la misma lectura de la realidad ,podría venir a la mente a los que , por tradición , siempre han defendido las respuestas tecnocráticas y autoritarias a las crisis del capitalismo. Es obvio que con esta lógica , todo se justifica , e incluso la libertad mas normal, como la de decidir cómo y dónde invertir los ahorros , se convierte en prescindible en el altar de unos pocos puntos porcentuales del PIB. La perspectiva es clara: todos, queramos o no, participaremos en la alimentación financiera  forzada de la máquina capitalista .
El momento es grave porque no estamos ante una crisis económica mas, por grave que sea;  sino ante un  proceso de desaceleración estructural y , sobre todo, progresiva.
Los rendimientos decrecientes y el imposible retorno al pasado
Si , como creo, las economías capitalistas avanzadas han entrado desde hace mas de cuarenta años en una fase de rendimientos decrecientes , esto no depende sólo de la reducción de la productividad de las inversiones de las corporaciones multinacionales . Estamos frente a un fenómeno de alcance mucho más amplio que incluye la reducción de la productividad de la energía, la minería, la innovación , el rendimiento agrícola y la eficiencia de la administración pública (sanidad , investigación, educación ) , así como una reducción sustancial de la productividad debido a la transición de una economía industrial a una basada en gran medida en los servicios . Y, sobre todo , algo que falta completamente en el análisis de Summers y Krugman , que es un fenómeno evolutivo y , por tanto, en incremento.
Los rendimientos decrecientes , además , no implican sólo una reducción en el rendimiento de la actividad económica, sino más bien , un aumento general del malestar social , debido a que muchos de los costos sociales y ambientales, recaerán como ” factores externos” en las familias y las comunidades , y no se incluirán en el cálculo de los indicadores económicos. Será necesario , por lo tanto , pensar en términos mucho más amplios y no sólo en términos del PIB , para dibujar políticas que generen riqueza y empleo estable resguardando la sostenibilidad económica y ecológica.
En conclusión ,aunque sea un hecho notable en sí mismo que los partidarios del statu quo- ya sea de inspiración keynesiana que neo liberal- estén dispuestos a admitir , pragmáticamente , el ” fin del crecimiento “ , no por ello están dispuestos a admitir  que sus propuestas ,para mantener con vida artificial al sistema , están en ruta de colisión con las libertades democráticas y con la sostenibilidad ecológica.
Allí donde el capitalismo es un asunto serio , como en los Estados Unidos, se reconoce de manera pragmática el problema y se preparan para afrontarlo. Pero también debería comenzar a afectar a aquellos que en la vieja Europa, como en Italia, se ilusionan todavía con la idea de un capitalismo domesticado a un modelo de mercado regulado, que debe producir junto con el empleo, justicia social y sostenibilidad ambiental.
Desde nuestro punto de vista , el pasaje no traumático de la ” gran recesión ” hacia una sociedad sostenible, requiere un replanteamiento mucho más profundo y radical de los valores y las normas de funcionamiento de nuestra sociedad; una ” gran transición ” que deje  atrás este modelo económico y sus problemas – sociales , ecológicos y económicos – creados por la inextinguible dependencia del capitalismo del crecimiento.

Desactivaciòn de HAL 9000 en una de las escenas finales de “2001 Odisea del espacio”

(1)   http://krugman.blogs.nytimes.com/2013/11/16/secular-stagnation-coalmines-bubbles-and-larry-summers/?_php=true&_type=blogs&_r=0

CRISIS DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

No nos puede seguir saliendo el tiro por la culata

de José Rubén Zamora

Publicado en: http://www.elperiodico.com.gt/es/20140122/opinion/241343/

Desde 1986, todos los proyectos político-electorales han terminado en un fiasco. Las esperanzas y las legítimas expectativas colectivas que se levantan con cada nuevo gobierno, rápidamente se transforman en sueños rotos y enorme frustración. El tiro siempre nos ha salido por la culata, y con el Estado y las instituciones que tenemos, sin remedio, seguirá sucediendo en el futuro. No hay vuelta de hoja.

 

Quienes en la oposición se benefician políticamente de la denuncia de la corrupción voraz y galopante del gobierno de turno, al llegar al poder, tapan la propia y buscan esconderla debajo de la alfombra. Encima, los gobernantes son como la reina y la bruja malvadas o el lobo feroz, que, sin embargo, irónicamente, quieren verse retratados y retratadas públicamente como una mezcla de la Caperucita Roja, Cenicienta y Blanca Nieves con sus siete enanos, cuando son unas liendres exponencialmente perversas.

 

Cada nuevo gobierno llega corregido y aumentado, con las viejas y nuevas mañas exacerbadas; no hay dique capaz de contener los ríos caudalosos de corrupción. Por esa razón, por norma, el peor gobierno es el de turno y todo apunta a que esta seguirá siendo la constante, mientras sigamos sometidos y esclavizados a un Estado, estadoque no es exactamente fallido, pues resulta tremendamente eficaz para el manolarga, el corrupto de colección, el ladrón y el delincuente y maligno. Es fallido, eso sí, para el ciudadano de a pie. No cabe duda de que vivimos un mal sueño, una pesadilla colectiva, de la que no logramos despertar. Un laberinto que parece perfecto, pues parece no tener salida.

 

El Estado, lejos de proteger y ayudar la vida colectiva de los ciudadanos, es un poder delincuente y terrorista peligrosísimo, y nuestra clase política se trasformó sin remedio en una cleptocracia de calidad mundial. Nuestro único camino es desarrollar movimientos ciudadanos con la energía social y política capaces de forzar el suicidio de la cleptocracia, su indispensable harakiri.

 

Eso pasa, necesariamente, por una Reforma Constitucional que establezca un cuarto poder, el Poder Control, con contrapesos institucionales autónomos política y financieramente, eficiente para combatir y perseguir penalmente a funcionarios y mandatarios delincuentes y ladrones.

 

Asimismo, una Ley Electoral justa, que garantice la igualdad de oportunidades políticas, la transparencia, equidad y justicia electoral, y, fundamentalmente, una genuina y profunda democracia interna dentro de los partidos políticos. Tenemos alcaldes y diputados criminales que llevan bastante más de una década encaramados en el poder, esquilmando los recursos que tributa la gente trabajadora del país.

 

Este es el único antídoto antes de tener que caer, inevitablemente, en que nos veamos forzados, con tristeza, a buscar una ruptura constitucional.

Lenon

El fracaso de la democracia representativa

por R.O.Levrino

Lo que el señor Zamora describe en su vivaz articulo, es un fenómeno mundial que pone en evidencia el fracaso de la democracia representativa como sistema de gobierno. Si bien esta no fue jamás una construcción acabada y estuvo desde siempre afectada por el fenómeno de la separación del poder del seno del cuerpo social, -con sus consecuencias de división entre gobernantes y gobernados, potentes y débiles, etc.- , funcionaba mejor cuando existía una burguesía nacional con intereses local y territorialmente definidos, opuestos a los de otras burguesías, o a los del imperialismo, entendido como la vanguardia de la burguesía mundial con intereses ultra nacionales.

Hoy, cuando existe solo una intrincada red de intereses corporativos de la plutocracia global, o cleptocracia como la llama Zamora poniendo de relieve su rol rapiñador, es mas evidente que nunca el hecho de que los representantes que elegimos son “comprados” o “presionados” por el dinero y terminan traicionando a los que los eligieron. Por otra parte, este fenómeno, antes que en la democracia representativa se había manifestado ya en el sindicalismo – pese a las ilusiones de intelectuales convencidos del rol revolucionario de los sindicatos como Georges Sorel o a los sueños nunca realizados del anarco.sindicalismo.-  

Todo pone en evidencia que, como ya sostenla Rousseau en “El Contrato Social”,  “la voluntad soberana no puede ser representada”. Por otra parte, la historia de la “democracia ateniense” en la que se inspiraron los “iluministas”, corrobora que el concepto mismo de “democracia” estaba indisolublemente ligado a la expresión de las opiniones de los ciudadanos en asambleas públicas. Esto es, lo que hoy llamaríamos “democracia directa” .

En las sociedades tradicionales, que haciendo gala de nuestra ignorancia llamamos primitivas, las decisiones no podían ser tomadas de otro modo mas que por unanimidad. Así no existía el concepto falaz y engañoso de mayoría o minoría. Las decisiones que reguardaban a la colectividad se tomaban por unanimidad o no podían tomarse.

Respecto al Estado, al que Zamora se refiere justamente como “poder delincuente y terrorista”, cabe recordar que las sociedades tradicionales eran sociedades “sin Estado” en cuanto no poseían órganos separados de poder político.  Asì queda trazada un linea divisoria fundamental que divide las sociedades “sin estado o tradicionales”, de las sociedades “con Estado”.  Estas últimas, evidentemente no son todas iguales. Podemos hablar de “estados

despóticos” (como el despotismo asiático descripto por Marx); “estados

El Estado soy yo (Luis XIV)

El Estado soy yo (Luis XIV)

monárquicos” “estados liberales burgueses”, “estados totalitarios fascistas o comunistas”; o los actuales “estados neo liberales” que paralizan la acción ciudadana con su complejidad absurda, con su burocracia infinita y pretenciosa,  pero que inexorablemente nos someten al degrado existencial y a la metamorfosis que intuía la fina sensibilidad de un  Kafka.

La diferencia radical entre todas las sociedades con Estado y las sociedades tradicionales sin estado, es que en  estas,  el poder político no esta separado de la sociedad;  y por lo tanto no existían órganos separados de poder.  

El jefe de las sociedades tradicionales asumía su representación como portavoz de la totalidad, pero estaba esencialmente desprovisto de poder, por lo que no podía obligar a nadie ha hacer algo; es mas, su autoridad podía ser revocada en cualquier momento por iniciativa de cualquier miembro del grupo.

Sociedades “sin Estado” o peor aún, “contra el estado”, fueron por ejemplo, la de los cosacos rusos, como relató Gogol, entre los siglos XVI al XVIII;  la de los gauchos de la pampa rioplatense que describió Darwin en el siglo XIX,  la de los Guayakìes del Paraguay hasta inicios del siglo XX que estudió Clastres ; y, por excelencia, las sociedades indígenas que encontraron los europeos en América en el siglo XVI, donde no fue un caso que los primeros cronistas de Indias aludieran al nuevo continente como al “paraíso terrenal…una tierra sin fé, sin rey y sin ley”.

En el programa esencial de cualquier fuerza progresista innovadora  no pueden estar ausentes instituciones idóneas para el ejercicio de la democracia sin intermediarios como el plebiscito y el referéndum; la prohibición mas absoluta de un segundo mandato; la amonestación (recall) por iniciativa ciudadana de los funcionarios sospechosos; las declaraciones patrimoniales pre y post ejercicio de la función pública, etc. El uso de Internet, como ya ocurre actualmente con las redes sociales que movilizan tendencias de opinión, puede servir de instrumento tecnológicamente adapto para sostener estas iniciativas.

Se impone, -como ocurrió por otra parte en la casi totalidad de la existencia de los  seres humanos-  el recurso a la democracia directa y la progresiva abolición universal de los órganos separados de poder, esto es del Estado tal como lo conocemos hoy, como únicas alternativas a la crisis política mundial contemporánea.

gobernado

Las palabras de Proudhom (1809 – 1865) son de una estremecedora actualidad

Vocabulario:  

Referéndum: El referéndum junto con la iniciativa legislativa popular y la petición, constituyen instrumentos para la participación directa de los ciudadanos en la democracia.  J.-J. Rousseau, afirmaba la necesidad de que cada ley fuera ratificada por el pueblo.

Plebiscito: Instituto de democracia directa con el cuál el pueblo se pronuncia sobre la aprobación o desaprobación de un hecho, conducta, acontecimiento, atinentes a la estructura del Estado o del gobierno, o de sus miembros.

Kafka, kafkiano: El termino kafkiano se usa para referirse a una situación paradójica, angustiante, absurda, implicando la imposibilidad de reaccionar ya sea sobre el plano práctico que sobre el psicológico. Situaciones con estas características se describen en las famosas novelas de Franz Kafka: El Proceso; La metamorfosis y El Castillo.-

 

Bibliografìa de referencia:

                                      

Clastres, Pierre: “La question du pouvoir dans les sociétés primitives”  -1976- Editions du Seuil

Darwin, Charles : « Viaggio di un naturalista intorno al mondo » -2002- Giunti edizioni

Pigafetta, Antonio: “Primer viaje en torno al globo”  en Historia testimonial argentina. -1983- CEAL

Rousseau, Jean Jacques : « El Contrato social » -2001- Longseller

Sorel, Georges : « Le ilusioni del progresso » -1993 – Bollati Boringhieri

                                                 

LA VIA CAMPESINA CONVOCA / THE VIA CAMPESINA CALL

banner-16-oct-en

LA VÍA CAMPESINA CONVOCA:

16 de octubre: Día Mundial de Acción por la Soberanía Alimentaria

Las personas tienen el derecho a poseer la tierra y a utilizar las semillas tradicionales para producir alimentos sanos y practicar la  soberanía alimentaria !

La Vía Campesina hace apelo al sostén internacional  para el Día de Acción Global por la  Soberanía Alimentaria.  El próximo 16 de octubre , el mismo día que la FAO celebrará el Día Mundial de la Alimentación, el movimiento campesino afirmará que sólo es posible poner fin a la crisis alimentaria y al hambre global a través de la soberanía alimentaria y la producción agro- ecológica.
Las políticas económicas actuales dificultan el desarrollo de la agricultura campesina y favorecen la agro industria. Hoy en día, la expansión de la agro industria en el mundo ha provocado la especulación en los mercados internacionales y la volatilidad de los precios de los alimentos; la destrucción de la soberanía alimentaria de los pueblos  y el aumento de la inseguridad alimenticia.
En este sentido, La Vía Campesina afirma que la única manera de salir de esta crisis alimentaria es acabar con el modelo de los agro negocios y las políticas neo -liberales que expulsan campesinos de sus territorios e impulsan un proceso forzado de despoblación y descampesinizaciòn del campo. También provocan la apropiación latifundista de las tierras , el control corporativo de nuestras semillas , la destrucción de la bio diversidad , y han generado el hambre y la miseria alrededor del mundo .cover-notebook5-es
Desde 1996 , la Vía Campesina ha abogado por la soberanía alimentaria como una práctica que permite a las personas de todo el mundo diseñar sus propias políticas agrícolas y alimentarias . La Via Campesina ha puesto en primer lugar las políticas que promueven la agricultura campesina , los mercados locales y que se centran en la alimentación prioritaria de las poblaciones locales.
La crisis alimentaria es la más catastrófica consecuencia entre las múltiples crisis que las políticas neo liberales han generado. En este momento , más de mil millones de personas en el mundo sufren de hambre y desnutrición , mientras que las empresas multinacionales continúan especulando sobre los alimentos . La agricultura , el agua , la tierra , los alimentos y otros recursos públicos se han convertido en el centro de la especulación, del ánimo de lucro, y de la apropiación del capital transnacional.
Hacemos hincapié en que es urgente hacer realidad el derecho a la alimentación y a la nutrición , el derecho humano más básico, como se menciona en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Hoy en día , las mujeres y hombres campesinos reafirmamos nuestro compromiso con un medio ambiente sano, con la soberanía sobre lo que comemos y con la agro-ecología .
En este Día Mundial de Acción , debemos mostrar la fuerza y la diversidad de nuestros movimientos , la coordinación de acciones en contra de los agro negocios transnacionales como Monsanto , contra el acaparamiento de tierras , en contra del uso de pesticidas y semillas modificadas genéticamente.

Por la tierra y la Soberanía de los Pueblos. Solidaridad y Lucha !

Queremos reunir y compartir las acciones, divulgar información sobre las organizaciones y las acciones que se puede hacer en el mundo : fotos, foros, demostraciones, difundir videos,  , intercambio de semillas y ferias agro ecológicas. Por favor, envíe informaciones a : lvcweb@viacampesina.org

La Vía Campesina
Movimiento Campesino Internacional
Yakarta , Indonesia
www.viacampesina.org

La Via Campesina Call

October 16: Global Day of Action for Food Sovereignty

People have the right to land and seeds to         produce healthy food, and practice foodsovereignty!

La Via Campesina calls for internationalsupport for the Global Day of Action forFood Sovereignty, this coming October 16, the same day that FAO celebrates as World Food Day. The peasant movement affirms that it is only possible to end theglobal food crisis and hunger through food sovereignty and agro-ecologicalproduction.
Current economic policies hinder the development of peasant agriculture and favor agribusiness. Today, the expansion of agribusiness around the world has caused market speculation and food price volatility, destroying people’s food sovereignty, increasing insecurity.
In this sense, La Via Campesina affirms that the only way out of this food crisis is to end the agribusiness model, and neo-liberal policies which expel peasants from their territories, and drive a process of forced de-peasantization of the countryside. They also cause land grabs, corporate control of our seeds, destruction of biodiversity, and have generated hunger and misery around the World.
Since 1996, Via Campesina has advocated for food sovereignty as a practice that allows people around the world to design their own food and agriculture policies. Policies that promote peasant agriculture, local markets and focus on feeding local populations first.
The food crisis is the most catastrophic among the multiple crises that neo-liberal       policies have generated. At this moment, more than one billion people in the world suffer from hunger and malnutrition while multinational
Our seeds our future

Our seeds our future

companies continue to speculate on food. Agriculture, water, land,       food and other public resources have now become central to profit-making for them.
We emphasize that it is urgent to realize the right to food and nutrition, the most basic human right, as mentioned in the Universal Declaration of Human Rights. Today, peasant women and men reaffirm our commitment to a healthy, environmentally friendly, food sovereignty with agroecology.
On this Global Day of Action, we should show the strength and diversity of our movements, coordinating actions against transnational agribusinesses like Monsanto, against land grabbing, against the use of pesticides and genetically modified seeds.

For Land and People’s Sovereignty. Solidarity and Struggle!

We want to gather and share informationabout actions that your organizations areplanning to do
around the world: photos,forums, demonstrations, video watchingsessions, exchange of seeds
and agro-ecological fairs. Please send informationto: lvcweb@viacampesina.org
La Via Campesina
International Peasant Movement
Jakarta, Indonesia
http://www.viacampesina.org

CARTA ABIERTA DE PEREZ ESQUIVEL A BARACK OBAMA ( español e italiano)

El artista y luchador por los Derechos Humanos Adolfo Pérez Esquivel, a quién le fuera atribuido en 1980 el Premio Nobel por la Paz, escribió el 4 de septiembre una carta abierta al presidente de los E.E.U.U. Barak Obama en relación al inminente peligro de intervención armada en Siria. Por que creemos que merece ser leída la reproducimos a continuación.

Adolfo-Perez-Esquivel1Carta abierta al Presidente de los
EE.UU. de Norteamérica
Barack Hussein Obama

Escucha el clamor de los pueblos!
La situación en Siria es preocupante y una vez más los EE.UU., erigiéndose en gendarme del mundo, pretende invadir Siria en nombre de la “Libertad” y los “derechos humanos”.
Tu predecesor George W. Bush  en su locura mesiánica supo instrumentalizar el fundamentalismo religioso para llevar a cabo las guerras en Afganistán e Irak. Cuando declaraba que conversaba con Dios, y Dios le decía que tenía que atacar a Irak, lo hacía porque era dictamen de Dios exportar la “libertad” al mundo.
Tú has hablado, con motivo de los 50 años de la muerte del Reverendo Luther King, también Premio Nobel de la Paz, de la necesidad de completar el “Sueño” de la mesa compartida, de quien fuera la más significativa expresión de lucha por los derechos civiles contra el racismo en la primera democracia esclavista del mundo. Luther King fue un hombre que dio su vida para dar vida, y por eso es un mártir de nuestro tiempo. Lo mataron después de la Marcha sobre Washington porque amenazaba con desobediencia civil a seguir siendo cómplices de la guerra imperialista contra el pueblo de Vietnam. ¿Realmente crees que invadir militarmente a otro pueblo es aportar a ese sueño?
Armar rebeldes para luego autorizar la intervención de la OTAN, no es algo nuevo por parte de tu país y tus aliados. Tampoco es nuevo que EE.UU. pretenda invadir países acusándolos de posesión de armas de destrucción masiva, que en el caso de Irak resultó no ser cierto. Tu país ha apoyado el régimen de Saddam Hussein que utilizó armas químicas para aniquilar a la población kurda y contra la Revolución Iraní y no hizo nada para sancionarlo porque en ese momento eran aliados. Sin embargo ahora pretenden invadir Siria sin siquiera saber los resultados de las investigaciones que está haciendo la ONU por autorización del mismo gobierno Sirio. Ciertamente que el uso de las armas químicas es inmoral y condenable, pero tu gobierno no tiene autoridad moral alguna para justificar una intervención.
El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó que un ataque militar en Siria podría empeorar el conflicto.
Mi país, la Argentina, que se encuentra ejerciendo la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, ha hecho pública su posición contra una intervención militar extranjera en la República Siria negándose a ser “cómplice de nuevas muertes”.
El Papa Francisco también llamó a globalizar el pedido de paz y decretó una jornada de ayuno y oración en contra de la guerra para el día 7 de septiembre, a la cual nos adherimos.
Hasta tu histórico aliado, Gran Bretaña, se ha negado (al menos de momento) a ser parte de la invasión.
Tu país está transformando la “Primavera Árabe” en el infierno de la OTAN,  provocando  guerras en el Medio Oriente y desatando la rapiña de las corporaciones internacionales. La invasión que pretendes llevará a más violencia y más muertes, así como a la desestabilización de Siria y de la región. ¿Con qué objetivo? El lúcido analista, Robert Fisk, ha precisado que el objetivo es Irán y postergar la concreción del estado palestino, no es la indignación que producen la muerte de cientos de niños sirios lo que los motiva a ustedes a intervenir militarmente. Y justamente cuando ha triunfado en Irán un gobierno moderado, donde se podría tratar de contribuir a lograr escenarios de negociación pacífica a los conflictos existentes. Esa política será suicida de tu parte y de tu país.
Siria necesita una solución política, no militar. La comunidad internacional debe dar su apoyo a las organizaciones sociales que buscan la paz. El pueblo sirio, como cualquier otro, tiene derecho a su autodeterminación y a definir su propio proceso democrático y debemos ayudar en lo que nos necesiten.
Obama, tu país no tiene autoridad moral, ni legitimidad, ni legalidad para invadir Siria ni ningún otro país. Mucho menos luego de haber asesinado 220.000 personas en Japón lanzando bombas de destrucción masiva.
Ningún congresal del parlamento de Estados Unidos puede legitimar lo ilegitimable, ni legalizar lo ilegalizable. En especial teniendo en cuenta lo que dijo hace unos días el ex presidente noerteamericano James Carter: “EE.UU. no tiene una democracia que funcione”.
Las escuchas ilegales que realiza tu gobierno al pueblo norteamericano parecen no ser del todo eficientes, porque según una encuesta pública de Reuters, el 60% de los estadounidenses se oponen a la invasión que quieres llevar a cabo.
Por eso te pregunto Obama ¿A quién obedeces?
Tu gobierno se ha convertido en un peligro para el equilibrio internacional y para el propio pueblo estadounidense. EE.UU. se ha vuelto un país que no puede dejar de exportar muerte para mantener su economía y poderío. Nosotros no dejaremos de intentar impedirlo.
Yo estuve en Irak luego de los bombardeos que realizó EE.UU. en la década de los 90′s, antes de la invasión que derrocó a Sadham Hussein. Ví un refugio lleno de niños y mujeres asesinados por misiles teledirigidos. “Daños colaterales” los llaman Uds.
Los pueblos están diciendo ¡BASTA!  a las guerras. La humanidad reclama la Paz y el derecho a vivir en libertad. Los pueblos quieren transformar las armas en arados,  y el camino para lograrlo es  “DESARMAR LAS CONCIENCIAS ARMADAS”.
Obama, nunca olvides que siempre recogemos los frutos de lo que sembramos. Cualquier ser humano debería sembrar paz y humanidad, más aún un Premio Nobel de la Paz. Espero que no termines convirtiendo el “sueño de fraternidad” que anhelaba Luther King en una  pesadilla para los pueblos y la humanidad.
Recibe el saludo de Paz y Bien
Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

Fuente: http://www.adolfoperezesquivel.org/

878491-barack-obamaLettera aperta al Presidente

degli Stati Uniti

Barack Hussein Obama
di Adolfo Pérez Esquivel

Ascolta il clamore dei popoli !
La situazione in Siria è preoccupante e una volta di più gli Stati Uniti, erigendosi a gendarmi del mondo, pretendono di invadere la Siria in nome della “Liberta'” e dei “Diritti Umani”.

Il tuo predecessore George W. Bush nella sua follia messianica seppe strumentalizzare il fondamentalismo religioso per intraprendere le guerre messianiche in Afganistan e in Irak.  Quando dichiarava che conversava con Dio, e che Dio gli diceva che doveva attaccare l’Irak, lo faceva perché era il giudizio di Dio quello di esportare la “libertà” nel mondo.

Tu hai parlato, in occasione dei 50 anni della morte del Reverendo Luther King, anche lui Premio Nobel per la Pace, della necessità di portare a termine il “Sogno” della tavola condivisa, di colui che era la più significativa espressione della lotta per i diritti civili contro il razzismo nella principale democrazia schiavista del mondo.
Luther King fu un uomo che dette la propria vita per dare la vita, e per questo è un martire del nostro tempo.

Lo hanno ucciso dopo la Marcia su Washington perché  con la disobbedienza civile esortava a non continuare a essere complici della guerra imperialista contro il popolo del Vietnam. Credi veramente che invadere militarmente un altro popolo significa contribuire a questo sogno?

Armare i ribelli per poi autorizzare l’intervento della NATO non è una novità per il tuo paese e per i tuoi alleati. E neppure è una novità che gli Stati Uniti pretendano di invadere paesi accusandoli del possesso di armi  di distruzione di massa, che nel caso dell’Irak risultò non essere vero. Il tuo paese appoggiò il regime di Saddam Hussein che aveva utilizzato armi chimiche per fare strage della popolazione kurda e anche contro la Rivoluzione iraniana e non fece nulla per sanzionarlo, perché in quel momento eravate alleati.
Ed ora pretende di invadere la Siria senza neppure conoscere i risultati delle indagini che l’ONU sta facendo con la autorizzazione dello stesso governo siriano. Certamente l’uso delle armi chimiche è immorale e condannabile, ma il tuo governo non ha alcuna autorità morale per giustificare un intervento.

Il Segretario Generale delle Nazioni Unite, Ban Ki-moon, ha dichiarato che un attacco militare in Siria potrebbe aggravare il conflitto.

Il mio paese, l’Argentina, che sta esercitando la Presidenza del Consiglio di Sicurezza dell’ONU, ha reso pubblica la propria posizione contro un intervento militare straniero nella Repubblica di Siria rifiutando di essere “complice di altre morti”.

Anche Papa Francesco ha invitato a globalizzare la richiesta di pace e ha proclamato una giornata di digiuno e preghiera contro la guerra per il giorno 7 settembre, alla quale aderiamo.
Perfino il tuo storico alleato, la Gran Bretagna, si è rifiutata (almeno per ora) a essere partecipe dell’invasione.
Il tuo paese sta trasformando la “Primavera Araba” nell’inferno della NATO, provocando guerre in Medio Oriente e dando via libera alla rapina delle “corporations” internazionali.

L’invasione che annunci condurrà a maggior violenza e a ulteriori morti, come pure alla destabilizzazione della Siria e della regione.

Con quale obbiettivo? Il lucido analista Robert Fisk ha precisato che l’obbiettivo è l’Iran e anche il rinvio della concretizzazione dello Stato palestinese, e non l’indignazione che produce la morte di centinaia di bambini siriani ad essere ciò che motiva il vostro intervento.

E proprio quando in Iran ha trionfato (nelle recenti elezioni – ndt) un governo moderato, e quindi si potrebbe cercare di contribuire a tracciare scenari di negoziati pacifici ai conflitti in essere. Questa politica sarà suicida da parte tua e del tuo paese.

La Siria necessita una soluzione politica, non militare. La comunità internazionale deve dare il proprio appoggio alle organizzazioni sociali che ricercano la pace. Il popolo siriano, come qualunque altro, ha diritto alla propria autodeterminazione e a definire il proprio processo democratico e noi dobbiamo contribuire in quello di cui ha bisogno.

Obama, il tuo paese non possiede l’autorità morale né la legittimazione né la legalità per invadere la Siria né alcun altro paese. Ancor meno da quando ha assassinato in Giappone 220.000 persone lanciando bombe di distruzione di massa.

Nessun parlamentare del Congresso degli Stati Uniti può legittimare ciò che è illegittimabile né legalizzare ciò che è illegalizzabile. Specie tenendo presente quanto ha detto alcuni giorni fa l’ex presidente nordamericano James Carter: «Gli Stati Uniti non hanno una democrazia che funziona».

Lo spionaggio illegale realizzato dal tuo governo al popolo nordamericano sembra non essere del tutto efficienti, perché secondo un’inchiesta pubblica della Reuters il 60% degli statunitensi si oppone all’invasione che vuoi realizzare.

Per questo ti chiedo, Obama, a chi obbedisci?
Il tuo governo si è trasformato in un pericolo per l’equilibrio internazionale e per lo stesso popolo statunitense. Gli stati Uniti sono divenuti un paese che non può cessare di esportare morte per mantenere la propria economia e il proprio potere. Noi non smetteremo di cercare di impedirlo.

Sono andato in Irak dopo i bombardamenti realizzati dagli Stati Uniti nella decade dei ’90, prima dell’invasione che rovesciò Saddam Hussein. Ho visto un rifugio pieno di bambini e di donne assassinati da missili telecomandati. “Danni collaterali” li chiamate voi.

I popoli stanno dicendo BASTA alle guerre. L’umanità reclama la Pace e il diritto a vivere in libertà. I popoli chiedono di trasformare le armi in aratri e il cammino per realizzarlo è “DISARMARE LE COSCIENZE ARMATE”.

Obama, non dimenticare mai che sempre si raccolgono i frutti di ciò che abbiamo seminato. Qualsiasi essere umano dovrebbe seminare pace e umanità, e ancor di più dovrebbe farlo un Premio Nobel per la Pace. Spero che tu non trasformi il “sogno di fraternità” cui anelava Luther King in un incubo per i popoli e per l’umanità.

Ricevi il saluto di Pace e Bene

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel per la Pace

Fonte: http://megachip.globalist.it/Detail_News_Display?ID=85903&typeb=0&La-lettera-di-Esquivel-a-Obama

main-stream.it

para atreverse a cambiar el mundo

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Proyecto Frankenstein

para atreverse a cambiar el mundo

Espacio de Arpon Files

para atreverse a cambiar el mundo

A %d blogueros les gusta esto: