El unico modo

para atreverse a cambiar el mundo

CRISIS DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

No nos puede seguir saliendo el tiro por la culata

de José Rubén Zamora

Publicado en: http://www.elperiodico.com.gt/es/20140122/opinion/241343/

Desde 1986, todos los proyectos político-electorales han terminado en un fiasco. Las esperanzas y las legítimas expectativas colectivas que se levantan con cada nuevo gobierno, rápidamente se transforman en sueños rotos y enorme frustración. El tiro siempre nos ha salido por la culata, y con el Estado y las instituciones que tenemos, sin remedio, seguirá sucediendo en el futuro. No hay vuelta de hoja.

 

Quienes en la oposición se benefician políticamente de la denuncia de la corrupción voraz y galopante del gobierno de turno, al llegar al poder, tapan la propia y buscan esconderla debajo de la alfombra. Encima, los gobernantes son como la reina y la bruja malvadas o el lobo feroz, que, sin embargo, irónicamente, quieren verse retratados y retratadas públicamente como una mezcla de la Caperucita Roja, Cenicienta y Blanca Nieves con sus siete enanos, cuando son unas liendres exponencialmente perversas.

 

Cada nuevo gobierno llega corregido y aumentado, con las viejas y nuevas mañas exacerbadas; no hay dique capaz de contener los ríos caudalosos de corrupción. Por esa razón, por norma, el peor gobierno es el de turno y todo apunta a que esta seguirá siendo la constante, mientras sigamos sometidos y esclavizados a un Estado, estadoque no es exactamente fallido, pues resulta tremendamente eficaz para el manolarga, el corrupto de colección, el ladrón y el delincuente y maligno. Es fallido, eso sí, para el ciudadano de a pie. No cabe duda de que vivimos un mal sueño, una pesadilla colectiva, de la que no logramos despertar. Un laberinto que parece perfecto, pues parece no tener salida.

 

El Estado, lejos de proteger y ayudar la vida colectiva de los ciudadanos, es un poder delincuente y terrorista peligrosísimo, y nuestra clase política se trasformó sin remedio en una cleptocracia de calidad mundial. Nuestro único camino es desarrollar movimientos ciudadanos con la energía social y política capaces de forzar el suicidio de la cleptocracia, su indispensable harakiri.

 

Eso pasa, necesariamente, por una Reforma Constitucional que establezca un cuarto poder, el Poder Control, con contrapesos institucionales autónomos política y financieramente, eficiente para combatir y perseguir penalmente a funcionarios y mandatarios delincuentes y ladrones.

 

Asimismo, una Ley Electoral justa, que garantice la igualdad de oportunidades políticas, la transparencia, equidad y justicia electoral, y, fundamentalmente, una genuina y profunda democracia interna dentro de los partidos políticos. Tenemos alcaldes y diputados criminales que llevan bastante más de una década encaramados en el poder, esquilmando los recursos que tributa la gente trabajadora del país.

 

Este es el único antídoto antes de tener que caer, inevitablemente, en que nos veamos forzados, con tristeza, a buscar una ruptura constitucional.

Lenon

El fracaso de la democracia representativa

por R.O.Levrino

Lo que el señor Zamora describe en su vivaz articulo, es un fenómeno mundial que pone en evidencia el fracaso de la democracia representativa como sistema de gobierno. Si bien esta no fue jamás una construcción acabada y estuvo desde siempre afectada por el fenómeno de la separación del poder del seno del cuerpo social, -con sus consecuencias de división entre gobernantes y gobernados, potentes y débiles, etc.- , funcionaba mejor cuando existía una burguesía nacional con intereses local y territorialmente definidos, opuestos a los de otras burguesías, o a los del imperialismo, entendido como la vanguardia de la burguesía mundial con intereses ultra nacionales.

Hoy, cuando existe solo una intrincada red de intereses corporativos de la plutocracia global, o cleptocracia como la llama Zamora poniendo de relieve su rol rapiñador, es mas evidente que nunca el hecho de que los representantes que elegimos son “comprados” o “presionados” por el dinero y terminan traicionando a los que los eligieron. Por otra parte, este fenómeno, antes que en la democracia representativa se había manifestado ya en el sindicalismo – pese a las ilusiones de intelectuales convencidos del rol revolucionario de los sindicatos como Georges Sorel o a los sueños nunca realizados del anarco.sindicalismo.-  

Todo pone en evidencia que, como ya sostenla Rousseau en “El Contrato Social”,  “la voluntad soberana no puede ser representada”. Por otra parte, la historia de la “democracia ateniense” en la que se inspiraron los “iluministas”, corrobora que el concepto mismo de “democracia” estaba indisolublemente ligado a la expresión de las opiniones de los ciudadanos en asambleas públicas. Esto es, lo que hoy llamaríamos “democracia directa” .

En las sociedades tradicionales, que haciendo gala de nuestra ignorancia llamamos primitivas, las decisiones no podían ser tomadas de otro modo mas que por unanimidad. Así no existía el concepto falaz y engañoso de mayoría o minoría. Las decisiones que reguardaban a la colectividad se tomaban por unanimidad o no podían tomarse.

Respecto al Estado, al que Zamora se refiere justamente como “poder delincuente y terrorista”, cabe recordar que las sociedades tradicionales eran sociedades “sin Estado” en cuanto no poseían órganos separados de poder político.  Asì queda trazada un linea divisoria fundamental que divide las sociedades “sin estado o tradicionales”, de las sociedades “con Estado”.  Estas últimas, evidentemente no son todas iguales. Podemos hablar de “estados

despóticos” (como el despotismo asiático descripto por Marx); “estados

El Estado soy yo (Luis XIV)

El Estado soy yo (Luis XIV)

monárquicos” “estados liberales burgueses”, “estados totalitarios fascistas o comunistas”; o los actuales “estados neo liberales” que paralizan la acción ciudadana con su complejidad absurda, con su burocracia infinita y pretenciosa,  pero que inexorablemente nos someten al degrado existencial y a la metamorfosis que intuía la fina sensibilidad de un  Kafka.

La diferencia radical entre todas las sociedades con Estado y las sociedades tradicionales sin estado, es que en  estas,  el poder político no esta separado de la sociedad;  y por lo tanto no existían órganos separados de poder.  

El jefe de las sociedades tradicionales asumía su representación como portavoz de la totalidad, pero estaba esencialmente desprovisto de poder, por lo que no podía obligar a nadie ha hacer algo; es mas, su autoridad podía ser revocada en cualquier momento por iniciativa de cualquier miembro del grupo.

Sociedades “sin Estado” o peor aún, “contra el estado”, fueron por ejemplo, la de los cosacos rusos, como relató Gogol, entre los siglos XVI al XVIII;  la de los gauchos de la pampa rioplatense que describió Darwin en el siglo XIX,  la de los Guayakìes del Paraguay hasta inicios del siglo XX que estudió Clastres ; y, por excelencia, las sociedades indígenas que encontraron los europeos en América en el siglo XVI, donde no fue un caso que los primeros cronistas de Indias aludieran al nuevo continente como al “paraíso terrenal…una tierra sin fé, sin rey y sin ley”.

En el programa esencial de cualquier fuerza progresista innovadora  no pueden estar ausentes instituciones idóneas para el ejercicio de la democracia sin intermediarios como el plebiscito y el referéndum; la prohibición mas absoluta de un segundo mandato; la amonestación (recall) por iniciativa ciudadana de los funcionarios sospechosos; las declaraciones patrimoniales pre y post ejercicio de la función pública, etc. El uso de Internet, como ya ocurre actualmente con las redes sociales que movilizan tendencias de opinión, puede servir de instrumento tecnológicamente adapto para sostener estas iniciativas.

Se impone, -como ocurrió por otra parte en la casi totalidad de la existencia de los  seres humanos-  el recurso a la democracia directa y la progresiva abolición universal de los órganos separados de poder, esto es del Estado tal como lo conocemos hoy, como únicas alternativas a la crisis política mundial contemporánea.

gobernado

Las palabras de Proudhom (1809 – 1865) son de una estremecedora actualidad

Vocabulario:  

Referéndum: El referéndum junto con la iniciativa legislativa popular y la petición, constituyen instrumentos para la participación directa de los ciudadanos en la democracia.  J.-J. Rousseau, afirmaba la necesidad de que cada ley fuera ratificada por el pueblo.

Plebiscito: Instituto de democracia directa con el cuál el pueblo se pronuncia sobre la aprobación o desaprobación de un hecho, conducta, acontecimiento, atinentes a la estructura del Estado o del gobierno, o de sus miembros.

Kafka, kafkiano: El termino kafkiano se usa para referirse a una situación paradójica, angustiante, absurda, implicando la imposibilidad de reaccionar ya sea sobre el plano práctico que sobre el psicológico. Situaciones con estas características se describen en las famosas novelas de Franz Kafka: El Proceso; La metamorfosis y El Castillo.-

 

Bibliografìa de referencia:

                                      

Clastres, Pierre: “La question du pouvoir dans les sociétés primitives”  -1976- Editions du Seuil

Darwin, Charles : « Viaggio di un naturalista intorno al mondo » -2002- Giunti edizioni

Pigafetta, Antonio: “Primer viaje en torno al globo”  en Historia testimonial argentina. -1983- CEAL

Rousseau, Jean Jacques : « El Contrato social » -2001- Longseller

Sorel, Georges : « Le ilusioni del progresso » -1993 – Bollati Boringhieri

                                                 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

main-stream.it

para atreverse a cambiar el mundo

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Proyecto Frankenstein

para atreverse a cambiar el mundo

Espacio de Arpon Files

para atreverse a cambiar el mundo

A %d blogueros les gusta esto: