El unico modo

para atreverse a cambiar el mundo

A NOSOTROS LA ELECCION

En el post de hoy analizamos dos imágenes que son como dos programas con principios distintos, como  dos manifiestos opuestos, o dos modelos divergentes de lo que es humano.  Dos imágenes que expresan, en definitiva, concepciones antitéticas del hombre.

EL HOMBRE DE VITRUVIO

vitruvian1

En una,  vemos al “hombre de Vitruvio”, concebido en el estudio de la proporción áurea(1) renacentista y plasmado por la grafía genial de Leonardo da Vinci, que lo inscribió  en dos figuras geométricas perfectas, el círculo y el cuadrado, para expresar su perfectibilidad.
De su frente, serena y grave, traslucen sus pensamientos: _Yo, el hombre, soy la medida de todas las cosas. Y mi órgano sexual, el pene, es el eje del mundo (axis mundi), de mi mundo; pero si fuese la femenina vulva,  entonces seria el centro gravitacional y germinal del universo (principium universus).
En sus oídos parecen  retumbar todavía como un eco las palabras del Gran Arquitecto: _ Te he puesto en el centro del mundo…No te he hecho ni celestial ni terreno, ni mortal ni inmortal.; para que tu, como árbitro y soberano artífice de ti mismo, puedas darte la mejor forma y cualidad que elijas.  Podrás degenerar en los seres bestiales inferiores; o regenerarte en los seres divinos superiores. …Oh, suma y admirable suerte del hombre al cual le ha sido concedido obtener lo que desee, ser lo que quiera ser!. (2)
Todo en este dibujo leonardiano es armonioso, proporcionado, elegante, púdico, pudoroso, noble…;  conjugando con arte  racionalidad científica e intuición mística.
Este dibujo nos habla de una sociedad –la de las ciudades repúblicas del 1.400 de la península itálica- donde el poder todavía no había adquirido las obscenas dimensiones del presente.  Quizás por eso, reinaba un equilibrio que las guerras de los poderosos no lograban romper; y entonces florecían las actividades económicas, el arte, la ciencia y el pensamiento, que impulsaban a la elevación humana. En este equilibrio inestable, en la forzada sujeción y fragmentaciòn del poderío, en la autonomía política de las centros urbanos y – sobre todo- en la participación de los ciudadanos al gobierno de la ciudad, se gestaron los fundamentos del poderoso movimiento de renovación humana conocido como “Renacimiento”.

SKELETRON

skeleton-grove-hotel-bilderberg-2013-e1369134862143

            La segunda imagen, que cobró notoriedad en estos días porque asociada a la reunión en las afueras de Londres del Bildelberg, es la de una espeluznante estatua humanoide que se arrastra al ras de la superficie del agua en el parque prohibido a los profanos del hotel “Grove”.
Es el trans-humano al que alguien llamó con amarga ironía “skeletron” porque en él conviven los signos de la vida y de la muerte. Es un ser desterrado y enajenado de su humanidad que vive en el terror perenne, en la agonía perpetua, atrapado en el infierno post moderno. Es un ser repulsivo a mitad camino entre el organismo biológico y el robot cibernético. Sobreviviente de la contaminación ambiental y nuclear,  del cambio climático, de las estelas químicas, de las guerras de todo tipo: ambientales, bacteriológicas, atómicas, químicas, convencionales, etcétera, etcétera.
statua transumanista

Mirada alucinada

Es un individuo solo que no puede conjurar en la comunión con los otros su terror metafísico a la nada, su única y exclusiva compañera. Es un ser innatural y asexuado, de mirada alucinada,  que no se pertenece a si mismo sino a los titulares del copyright de su DNA.  Es un pobre ser… un zombi informe e indigno, pendiente de los hilos de un poder arrogante, indiferente y bestial.

QUE PODEMOS HACER?

Tenemos que comprender que a estos fragmentos enloquecidos de humanidad que son los amos actuales del mundo, su propia soberbia e impunidad los conduce a advertirnos con signos y con imágenes de sus terribles propósitos, del futuro sobrecogedor que nos preparan..
Pero para enfrentarlos no basta tomar conciencia de las señales  de los tiempos. (Y a esta tarea se dedican muchísimos comunicadores actuales, mas o menos capaces, mas o menos delirantes y seguramente algunos, mercenarios, pero que por fortuna existen y que trabajan utilizando Internet y los libros, porque son sistemáticamente exclusos de los canales oficiales como la televisión, la radio y los periódicos de régimen en todo el planeta)
Para enfrentarlos, decíamos, no basta solamente tomar conciencia; tenemos también que examinar las cosas que nosotros hacemos.  Comprender que ellos son la punta de un iceberg del que nosotros somos la parte sumergida. El sistema no es solamente la cúpula, es también todo el resto de los que participan, colaboran, adhieren mas o menos convencidos, mas o menos engañados, mas o menos forzados, trabajan para él en la convicción, la ignorancia o en la obligación de lo que hacen. Como nos recordaba el buen viejo Tolstoy: “Todos piensan en cambiar el mundo pero ninguno piensa en cambiar él mismo”.(3)
Para  “des-instalar” el sistema es necesario empezar por “des-instalarlo” dentro de nosotros mismos; de nuestra conciencia y de las acciones que lo favorecen. Iniciemos por evitar el consumo desmedido, la ambición de poseer cosas materiales que nos terminan poseyendo, controlando  la desmesura de nuestros comportamientos y de nuestras acciones, el egoísmo, la indiferencia, el aislamiento, el individualismo, la resignación, la enajenación de la naturaleza.
Todas las generaciones que nos precedieron, hasta la de nuestros padres y abuelos, nacidos en la primera mitad del siglo XX, enseñaron siempre a sus descendientes los conocimientos primordiales sobre como crecer una planta, criar un animal, o como  fabricar las cosas que pueden ser útiles o indispensables para cubrirse de las inclemencias del clima; también las conductas y los valores que consideraban positivos, como ser medidos, autónomos, independientes, solidarios; a respetar a los  semejantes y a la naturaleza, a comportarse  con dignidad y a reaccionar con temple y coraje.
Hoy, en la primera mitad del siglo XXI, los hombres nos amontonamos en ciudades obesas que llamamos megalòpolis, donde ya nadie conoce ni siquiera a su vecino y donde los niños son “educados” por la televisión, el video, la radio, lo smartphone, o la escuela siempre mas privada y menos personal. Somos  cebados como los cerdos con alimentos siempre mas industriales y menos naturales. Lo único que importa es que todos consumamos mucho y que ejerzamos cada vez menos nuestra libertad, de la que pronto llegaremos a olvidar el significado.
Los que nos gobiernan son elegidos con mecanismos rutinarios, viciados y falsos que son la negación misma de la democracia y la consagración de la manipulación.
Los niños son adiestrados muy temprano a sintonizar la TV, a manejar un teléfono celular, a operar con una computadora; y poco después a conducir un auto o una moto; pero no aprenderán nunca a jugar o a relacionarse con sus semejantes; ni sabrán jamas cuan  paciente, afectuosa y curiosa es una vaca; pero sí se nutrirán en la mayor indiferencia con kilos de su carne y litros de su leche.
Después de millones de años de existencia sobre el planeta, los hombres nos estamos enajenando de aquello que nos fue siempre fundamental: la vida en sociedad, la participación activa en política y el respeto de la naturaleza. Si no reaccionamos cambiando nosotros mismos para poder cambiar el mundo, nuestro futuro no será en la elevación que expresaba el vitruviano sino la pesadilla sin fin de los ancianos y decadentes promotores de  skeletron.-.
Referencias:

1 Sobre la proporción áurea:  http://aureo.webgarden.es/menu/naturaleza/arte-y-arquitectura

2 Sobre Juan Pico de la Miràndola y suDiscurso sobre la dignidad del hombre”. http://www.revista.unam.mx/vol.11/num11/art102/art102.pdf

3 Sobre la frase de León Tolstoy:

https://elunicomodo.files.wordpress.com/2012/07/elunicomodoleontolstoi.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

main-stream.it

para atreverse a cambiar el mundo

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Proyecto Frankenstein

para atreverse a cambiar el mundo

Espacio de Arpon Files

para atreverse a cambiar el mundo

A %d blogueros les gusta esto: