El unico modo

para atreverse a cambiar el mundo

SOBRE EL PODER

Con este post iniciamos una serie de artículos dedicados al análisis del poder que trataremos de ir desarrollando sucesivamente. En nuestro presente el tema del dominio es crucial porque determinante y anterior a cualquier otro tipo de problema. En efecto, inútil es argumentar de economía y finanza, debatir de política, acalorarse por la justicia social, o confrontarse sobre ecología y sostenibilidad ambiental  cuando  será resolutiva en la decisión que se adopte la relación que se establezca entre los pobladores del planeta y el vértice del poder mundial. Tomar conciencia de como funciona, de como se gestó, de como se recrea y alimenta cotidianamente, “despertar” en síntesis, es la primera tarea para desvelarlo y superarlo; porque el poder es el problema, o dicho de otro modo, el verdadero problema de la humanidad es la omnipresencia del letal  y aparentemente omnipotente poder actual.

 stemma2

 

LA INIQUIDAD DEL PODER EN

“EL GATOPARDO”

 

 

“El Gatopardo” es una famosa novela de Giuseppe Tomasi de Lampedusa  publicada por primera vez en 1958, a un año de la muerte de su autor. Dos importantes casas editoriales le habían negado previamente el mérito de la impresión cometiendo un clamoroso error de juicio.  Inmediatamente después de su presencia en las librerías contó con un favorable suceso de critica y de público. Todavía hoy, a pesar de haber transcurrido 55 años de aquella ocasión, continúa a reeditarse en distintas lenguas. (En italiano ha visto la 98° edición en Enero del 2012). Numerosos críticos, periodistas y escritores también se han ocupado de ella. Uno de los mas conocidos en lengua española es el escritor peruano Vargas Llosa. En fin, un éxito y una difusión del que pocas obras gozaron en la historia de la literatura.
En ella se basó un homónimo e igualmente famoso film del 1963 del director italiano Luchino Visconti. Un “colosal” como Hollywood acostumbraba hacer en aquellos tiempos con un “cast” de primer rango entre los que descollaban Burt Lancaster, Alain Delon y Claudia Cardinale en los roles principales. En sus tres horas de duración, este que no dudamos en calificar de excelente film, reflejaba muchos de los elementos principales de la novela de Lampedusa; pero como ocurre con todos los análisis que tuvimos la oportunidad de consultar hasta ahora, deja escurrir el “leitmotiv”, la verdadera esencia de la novela, ese mal doloso y oscuro que llamaremos la iniquidad esencial del poder.
La única novela de Tomasi de Lampedusa cautiva de inmediato al lector porque afronta, con garbosa soltura, el argumento axial y crítico de la consistencia del poder; de su naturaleza; de su carnalidad construida con sutiles y casi inaprensibles gestos, actos, decisiones….  Al mismo tiempo desvela algunos de sus mecanismos mas tenues e íntimos. Es un discurso precursor y –para quién lo sepa ver- imprevistamente didáctico sobre el poder y sobre la fascinación que ejerce.
Quién  realiza esta anatomía además, es uno que lo conoce muy bien y desde adentro, porque nacido en el seno de una aristocrática familia latifundista siciliana, posesor de los títulos nobiliarios de Duque de Palma y Príncipe de Lampedusa.
El destino quiso que al autor le toque vivir una coyuntura en que este poder esta emigrando de unos actores sociales a otros; y que a casi un siglo , su historia personal sea en muchos aspectos simétrica a la de uno de sus antepasados. En efecto,la figura del protagonista de la novela, Don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina, alude a un propio antenato que llego al cenit de su trayectoria hacia 1860. En ese año se produjo el desembarco en Sicilia de la expedición garibaldina de los Mil con la que inició el colapso del Reino borbónico de las “Dos Sicilias”.
Sbarco Marsala Garibaldi

Desembarco de Garibaldi en Marsala (Sicilia) -1860-

Paralelamente, Tomasi de Lampedusa, su descendiente y último exponente de la estirpe, vivió como oficial del ejército italiano el desembarco aliado durante la Segunda Guerra mundial en Sicilia (1943) y el ocaso de la restauración social que significó el “fascismo” de Benito Musolini. Y el fascismo, como otrora el reino borbónico, fue jaqueado por la potencia anglosajona británica para evitar una Italia influyente  sobre el Mediterráneo y para conformar  un mundo que se regirá  a partir de entonces por otros equilibrios; pero esta es harina de otro costal…
EL GATOPARDISMO:
Volviendo a nuestra novela, ella también es culpable de haber dado origen a la expresión “gatopardismo” para referirse al adaptamiento oportunista a las cambiantes circunstancias, sobre todo políticas, para evitar caer desde una posición de preeminencia social logrando quedar siempre altolocado y en pié.
Cuando Don Fabrizio recrimina a  su sobrino simpático, caradura y arribista,  Tancredi, el hecho de conspirar con los republicanos de Garibaldi contra la monarquía borbónica a la que ellos naturalmente -por el hecho de ser nobles- debían sostener, éste le replica pronunciando la famosa frase:  _”Si no estamos también nosotros, aquellos te traman una república. Si queremos que todo continúe como está es necesario que todo cambie. Me he explicado?”  (p. 50)
Esa demostración de astucia e iniciativa despierta la admiración del “Gatopardo” por el joven con quién se siente identificado y que le recuerda su juventud. Pero Fabrizio Corbera descubrirá –cuando será ya tarde- que su admirado  sobrino, hijo de su hermana dilecta, no pertenece en realidad a su misma categoría: la de los detentores efectivos del poder, sino que Tancredi forma parte de una clase de personas que podemos calificar como  los operadores.
LOS DETENTORES:
Son los que tienen efectivamente el poder, casi como una cosa natural,  al vértice de la pirámide. Ninguna instancia por encima, solo la propia conciencia y voluntad. En el caso del Príncipe de Salina, Fabrizio Corbera, este poder ha sido heredado, pero ello no basta para conservarlo…debe ser acompañado de ciertas cualidades sin las cuales no se puede exigir el máximo sacrificio a los súbditos, el de la vida –como veremos cuando nuestro protagonista reflexione sobre por qué se puede morir- . El poder debe ademas cubrir completamente el alma de los subordinados, no solo la conciencia; por ello se vale de símbolos que lo representan, lo exaltan y lo imprimen en el inconsciente: el escudo nobiliario con el leopardo rampante (el gatopardo); los platos con idéntico motivo heráldico; el alano Bendicò, que es la sombra del Príncipe – y cuyo cuerpo embalsamado será arrojado con los residuos en el último significativo pasaje al final de la novela-; los enormes cuadros que representan cada uno de los feudos y que cubren los muros de los salones importantes; las telas que retratan los antepasados de la dinastía;  los palacios y los latifundios con el blasón en los pórticos e ingresos principales, etc.
LOS OPERADORES:
No están propio en el vértice, sino inmediatamente después y actúan mas o menos espontáneamente y al servicio para que la máquina del dominio funcione aceitadamente y sin contratiempos. Son la intelligentzia que trabaja para su acrecimiento, para su consolidación y sostén. Nicolò Machiaveli, el autor de “El Príncipe” fue uno de sus exponentes mas notorios y de lejana memoria. En tiempos mas cercanos destacan figuras como la de los intelectuales  Aldous y Julian Huxley, el científico Edward Teller; el publicista Edward Bernays; y tantos otros de menos renombre aunque de igual o mayor importancia por su operado. Hasta no hace mucho se aludía a ellos como las “eminencias grises” refiriéndose a su singular importancia pero escasa o nula notoriedad.
También los religiosos como el “jesuita” padre Pirrone que apoya cotidianamente al Gatopardo y que nos recuerda el constante auxilio asociativo del clero a la nobleza, forma parte de esta clase servicial al poder.
Hoy en día, se ha producido una profesionalizaciòn en el asesoramiento al dominio y se habla de ciertos especialistas conocidos como los “spin doctors”.
PORQUÉ SE PUEDE MORIR:
Con frecuencia el poder exige a sus súbditos el sacrificio extremo para sostener sus principios, ideales y continuidad, como en las guerras; o para sustituir a otro poder, como en las revoluciones. Pero la esencia del poder es el respeto, que origina el consenso; y solo del consenso puede derivar la obediencia… hasta resignar la vida.
Un vez el mayordomo de casa Salina encuentra el cadáver de un soldado borbònico que, herido en una escaramuza algunos días antes, había llegado a morir en el jardín, bajo un limonero. La imagen terrible del joven con los intestinos afuera que expiró clavando las uñas  en la tierra y el olor dulzón y nauseabundo que cargaba el aire vuelven una y otra vez a la memoria del príncipe que se interroga porqué causa se puede morir.
“ ..ha muerto por el Rey, querido Fabricio, es claro….Por el Rey que representa el orden, la decencia, el derecho, el honor; por el Rey que defiende la Iglesia, que impide la destrucción de la propiedad…todo esto era entrañable al príncipe hasta las raíces del corazón. Pero todavía algo desentonaba… El actual (Rey) no era mas que un seminarista vestido de general. Y por cierto no valía mucho. Pero esto no es razonar, Fabricio. ..Un dado soberano puede no estar a la altura; pero la idea monárquica queda igualmente aquella que es; ella está desvinculada de las personas…Verdadero también esto; pero los reyes que encarnan una idea no pueden, no deben descender por generaciones debajo de un cierto nivel; sino…también la idea decae.” (p. 36)
Estas palabras son de una vigente actualidad…basta cambiar el concepto de la monarquía hereditaria, por el de la actual oligarquía del dinero, abismalmente  deslegitimada por su avidez de sangre y por su chatura moral.
Continuará……
 LampedusaGiuseppe Tomasi
Nota: Para el análisis hemos utilizado “IL GATTOPARDO” di Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Ed. Economica Universale Feltrinelli. Nuovo Istituto Italiano di Arti Grafiche. Bergamo . Gennaio 2012.-

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

main-stream.it

para atreverse a cambiar el mundo

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Proyecto Frankenstein

para atreverse a cambiar el mundo

Espacio de Arpon Files

para atreverse a cambiar el mundo

A %d blogueros les gusta esto: