El unico modo

para atreverse a cambiar el mundo

SOBERANIA ALIMENTARIA

“La desgracia de los obreros industriales y en general de todos aquellos que trabajan en las ciudades, no es solo aquella de ser pagados miserablemente por un trabajo excesivo,  sino de no poder vivir una vida normal en plena naturaleza; de ser privados de la propia libertad; de ser obligados a penar para otros en un trabajo siempre igual, monótono y subordinado. (…) El trabajo de la tierra ha sido siempre considerado por todos los sabios y poetas del mundo como la primera condición de una vida  idealmente feliz. (…) El es sano y variado, en cambio el de las fábricas malsano y monótono. El trabajo en el campo es libre y el trabajador puede tomar a gusto un poco de reposo. En cambio el trabajo de la fábrica es determinado y el obrero depende de la máquina.

En fin, el trabajo de la tierra es primordial, en cambio la industria no puede existir por sí misma. Está subordinada a la agricultura sin la cual no existirían las fábricas.  Nuestros economistas saben todo esto. Y sin embargo continúan afirmando que los campesinos emigrando a las ciudades no tienen nostalgias por su precedente existencia. “

León Tolstoi “La esclavitud de nuestro tiempo” (1900)

LA SOBERANÍA ALIMENTARIA

El concepto de Soberanía Alimentaria es reciente. Fue concebido con claridad en 1996 por “La Vía Campesina”, un movimiento mundial de organizaciones campesinas, trabajadores rurales y pueblos indígenas que reivindican su rol productor de alimentos y cultural en contraposición a las  empresas multinacionales que se están apropiando de la naturaleza y expulsando al hombre.

La ocasión fue la Cumbre Mundial para la Alimentación, realizada en 1996  en Roma (Italia) por la Organización para la alimentación y la agricultura (F.A.O.). En esta oportunidad se realizó paralelamente al encuentro oficial un Foro por la Seguridad Alimentaria al que participaron organizaciones no gubernamentales como “La Vía Campesina”.
Con el lema “Alimentos para todos” y “No Beneficios para pocos” se hizo hincapié en el rol que la sociedad civil debe jugar para incidir en las políticas que los gobiernos deberán adoptar.

Con posterioridad, el concepto de Soberanía Alimentaria se perfeccionó en el Foro Internacional por la Soberanía Alimentaria de La Habana (Cuba) en agosto de 2001;  el Foro para la Soberanía Alimentaria de Roma (Italia)  -nuevamente paralelo a la Cumbre Mundial de la Alimentación de la F.A,O. – en juni0 de 2002; y en el Foro Internacional por la Soberanía Alimentaria de Sélingué (Mali) en febrero de 2007.

27 de febrero de 2007
DECLARACIÓN DE NYÉLÉNI
Nyéléni, Sélingué, Malí

“La mayoría de nosotros somos productores y productoras de alimentos y estamos dispuestos, somos capaces y tenemos la voluntad de alimentar a todos los pueblos del mundo. Nuestra herencia como productores de alimentos es fundamental para el futuro de la humanidad. Este particularmente el caso de mujeres y pueblos indígenas que son creadores de conocimiento ancestrales sobre alimentos y agricultura, y que son subvalorados. Pero esta herencia y esta capacidad para producir alimentos nutritivos, de calidad y en abundancia, se ven amenazadas y socavadas por el neoliberalismo y el capitalismo global. Frente a esto, la soberanía alimentaria nos aporta la esperanza y el poder para conservar, recuperar y desarrollar nuestro conocimiento y nuestra capacidad para producir alimentos.

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas. Defiende los intereses  e incluye a las futuras generaciones. Nos ofrece una estrategia para resistir y desmantelar el comercio libre y corporativo y el régimen alimentario actual, y para encauzar los sistemas alimentarios, agrícolas, pastoriles y de pesca para que pasen a estar gestionados por los productores y productoras locales. La soberanía alimentaria da prioridad a las economías locales y a los mercados locales y nacionales, y otorga el poder a los campesinos y a la agricultura familiar, la pesca artesanal y el pastoreo tradicional, y coloca la producción alimentaria, la distribución y el consumo sobre la base de la sostenibilidad medioambiental, social y económica. La soberanía alimentaria promueve el comercio transparente, que garantiza ingresos dignos para todos los pueblos, y los derechos de los consumidores para controlar su propia alimentación y nutrición. Garantiza que los derechos de acceso y a la gestión de nuestra tierra, de nuestros territorios, nuestras aguas, nuestras semillas, nuestro ganado y la biodiversidad, estén en manos de aquellos que producimos los alimentos. La soberanía alimentaría supone nuevas relaciones sociales libres de opresión y desigualdades entre los hombres y mujeres, pueblos, grupos raciales, clases sociales y generaciones.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

main-stream.it

para atreverse a cambiar el mundo

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Proyecto Frankenstein

para atreverse a cambiar el mundo

Espacio de Arpon Files

para atreverse a cambiar el mundo

A %d blogueros les gusta esto: